Rivaldo comunica a Rexach que no jugará hasta que esté recuperado

Rivaldo comunicó ayer a los técnicos del Barcelona su intención de no volver a jugar mientras no esté plenamente recuperado de su lesión de adductores. El jugador brasileño, que desde el inicio de la temporada arrastra molestias físicas y se siente muy dolido por el trato dispensado por la afición, ya se ha autodescartado para el encuentro de Liga del próximo domingo en Villarreal.

Carles Rexach, entrenador del equipo azulgrana, se mostró comprensivo con el futbolista y aceptó su decisión. Rivaldo entiende que su esfuerzo por alinearse incluso en condiciones físicas precarias no se ha visto correspondido por la crítica ni por la hinchada azulgrana, que en el partido del pasado domingo contra el Celta le silbó reiteradamente, aún cuando desarrolló una función que no es la suya, como fue sustituir a Kluivert como enganche.

Más información

La decisión de Rivaldo se produce justamente un día después que el Comité de Competición no le sancionara por el sopapo que le propinó a Lacruz en el partido contra el Athletic.

Desde el arranque de temporada, Rivaldo tiene problemas con las lesiones. El brasileño se lesionó en el partido que su selección disputó el pasado 6 de septiembre contra Argentina, y su recuperación ya provocó un gran debate médico, hasta el punto de que Rexach le descartó para jugar en San Sebastián pese a que el futbolista dijo estar en condiciones de reaparecer. En la Liga, sólamente ha disputado 7 de los 16 partidos (571 minutos) y ha marcado cuatro goles, uno menos que Kluivert mientras que Saviola totaliza siete. En la Liga de Campeones, por contra, ha dejado de disputar únicamente un encuentro (suma 719 minutos), y totaliza seis goles en ocho partidos, una cifra igualada por Kluivert.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de diciembre de 2001.