Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

La LOU y los medios de comunicación

Recurro a estas líneas como único medio para reflejar mi indignación por el trato que hemos recibido los manifestantes contra la Ley Organica de Universidades (LOU) por parte del Gobierno y los medios de comunicación que desgraciadamente controla. En los últimos días hemos podido constatar la gran manipulación a la que estamos sometidos por parte de los citados entes en lo que respecta a las reivindicaciones y cifras que se barajan de la manifestación.

En primer lugar, me parece aberrante la cifra de 50.000 manifestantes proporcionada por algún diario, cuando sería escaso cifrarla en 250.000. En segundo, la parcialidad y poco profesionalidad al tratar dicho tema, reflejado entre tantas otras cosas, por menos de 50 segundos dedicados a la manifestación en la televisión pública española, en contraposición a los más de 180 dedicados a la ilustre ministra desprestigiando nuestras reivindicaciones y tildándolas de incoherentes e infundadas.

Quisiera animar a todo aquel que sienta el mismo rechazo contra la LOU a que se una a la próxima manifestación del próximo 12 de diciembre en Barcelona.- Bernat Carreras Marcos. Barcelona.

Coches con aguijón

A los señores del Ayuntamiento de Barcelona, que se supone que se encargan del tráfico y el aparcamiento en esta ciudad, les digo:

Tengo entendido que los enganches de los vehículos tienen que estar instalados sólo cuando hay remolque, y cuando no existe deben retirarse. Eso establece el código de circulación. Pues no sucede así, y hay en los aparcamientos vehículos con sus aguijones traseros preparados para que cuando su propietario aparca de oído se hundan en los vehículos que han tenido la desgracia de estar cerca.

A los señores agentes, que son celosos con los aparcamientos indebidos, les rogaría que recuerden a los que llevan los enganches de remolque que deben retirarlos cuando no se usen para lo que fueron instalados. Espero que tomen nota de mi sugerencia para una mejor convivencia entre ciudadanos y vehículos.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de diciembre de 2001