Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Así mima Sevilla su cantera

El Club Balonmano Rochelambert viene siendo, en los últimos años, el máximo exponente del balonmano sevillano, un deporte minoritario en Andalucía. Es importante la labor que el club desarrolla con más de 200 chavales con los que trabaja, aportando su granito de arena para mejorar su formación integral mediante la enseñanza y la práctica del balonmano. De esta labor se benefician chavales de las barriadas de Rochelambert, Su Eminencia, Juan XXIII, San José de Palmete, Padre Pío y otras limítrofes, fundamentalmente. Es una importante labor en una zona de Sevilla con graves carencias de infraestructuras y servicios.

Partiendo de esta cantera, el club conforma todos sus equipos desde los escalafones inferiores hasta los seniors. Con independencia de la importante labor social antes indicada, los resultados deportivos son inmejorables, tanto a nivel local como andaluz y nacional. Sin querer extendernos demasiado, destacamos al equipo juvenil, que viene quedando entre los tres mejores de España en los últimos cursos deportivos, codeándose con equipos juveniles de la categoría del Barcelona, Granollers, Balonmano Valladolid, etcétera. Destacamos también la importancia del Persan Rochelambert (uno de los equipos seniors del club) que milita en División de Honor B (segunda categoría nacional) y que cuenta con importantes jugadores procedentes de la cantera del club, como Pepe Flores, jugador que militó en el tantas veces campeón de Europa Barcelona.

Podríamos resumir los casos de otros buenos jugadores con mucha proyección en la figura de Jorge Oliva, jugador del club de la barriada de Su Eminencia, que en la temporada 2000-2001 fue declarado 'mejor jugador juvenil de España'.

Pues bien, el club, hasta hace dos años, venía entrenando y jugando en el pabellón de Rochelambert, situado en una zona próxima a las barriadas de procedencia de los jugadores de la cantera. Desde hace dos temporadas, el pabellón de Rochelambert, por graves problemas en el suelo de su pista de balonmano, queda imposibilitado para la práctica de este deporte. Esto supone un éxodo de todos los jugadores. Llevamos dos años jugando en instalaciones deportivas alejadas de la zona (Alcosa y Blanco White de Bellavista). Esto supone largos desplazamientos, días de lluvia, pérdida de tiempo para el estudio y otros problemas, aspectos que incluso están redundando en los resultados deportivos por el hecho de entrenar y jugar 'fuera de casa' y ser 'eternos visitantes deportivos'.

Siempre ha habido una preocupación por el problema por parte del club y los padres realizando un seguimiento a las gestiones relativas al arreglo del pabellón. No obstante, después de tantas promesas incumplidas, no estamos dispuestos a esperar con los brazos cruzados.

Reunida la asamblea de padres en la sede del club el 14 de noviembre, llegamos a la conclusión de elaborar un calendario de movilizaciones que comienza con una serie de escritos a la prensa, cita con los máximos responsables municipales y recogida de firmas, y termina con actos concretos en los que haremos públicas nuestras quejas manifestándonos con nuestros hijos y haciendo ver a la ciudadanía sevillana la falacia que supone, por parte de nuestro Ayuntamiento, el querer presentar a Sevilla como 'ciudad del deporte' con un importante papel a cubrir de cara a unas futuras e hipotéticas olimpiadas y, al mismo tiempo, potenciar y tratar de esta manera a sus deportistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de diciembre de 2001