El misterio del padrón

Un grupo de ladrones profesionales asaltó la pasada semana la oficina del padrón que el Ayuntamiento de Sevilla tiene en el distrito Este y robó diversos soportes informáticos que contenían datos confidenciales de miles de sevillanos. La noticia, publicada el sábado por la edición local del diario ABC, adquiere mayor relevancia por lo delicada que es la información de cada persona que consta en el padrón. Los datos incluyen desde el DNI, el domicilio y el teléfono, hasta el transporte que cada encuestado utiliza para acudir al trabajo o las condiciones de su vivienda.

Sin embargo, el suceso, que está siendo investigado por la Policía Judicial, ha tenido escaso eco en el consistorio sevillano. El gobierno del Ayuntamiento de Sevilla, responsable de la custodia tanto del edificio como de los datos, guarda silencio cuatro días después de conocerse los hechos. El concejal responsable del departamento de Estadística, Juan Carlos Raffo, asegura que no dará información mientras no concluya la investigación y sólo acierta a adelantar que lo publicado no se ajusta a lo ocurrido.

Más información
Los grupos municipales sevillanos abren la investigación en Tráfico

El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, se ha limitado hasta ahora a decir, el pasado sábado, que las responsabilidades por lo sucedido 'serían aclaradas'.

Inexplicablemente, la oposición en el Consistorio tampoco ha pedido cuentas por el asunto al gobierno de la ciudad. El Partido Popular, que reconoce la gravedad del suceso, cree que falta seguridad en la custodia de los datos, pero en el pleno celebrado el lunes dia 3, ninguno de sus concejales hizo referencia a la responsabilidad municipal.

Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida, Luis Pizarro, reconocía anoche que no había seguido el tema en profundidad hasta ahora.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS