Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Planeta compra la sede del BBVA en Diagonal por 16.000 millones para ubicar su sede central

José Manuel Lara cerró la operación en Barcelona con los copresidentes del banco

El grupo Planeta ha comprado la sede central en Barcelona del BBVA, situada en la avenida Diagonal. Planeta, propiedad de la familia Lara, ha adquirido el emblemático edificio, que fue sede de Banca Catalana, para instalar en él su sede central. Las partes no dieron a conocer el importe de la operación, aunque fuentes cercanas a ella afirmaron que se acerca a los 16.000 millones de pesetas. El consejero delegado de Planeta, José Manuel Lara Bosch, y los copresidentes del BBVA, Emilio Ybarra y Francisco González, cerraron la transacción el pasado día 23 en Barcelona.

MÁS INFORMACIÓN

La superficie del inmueble que ha comprado Planeta es de 26.500 metros cuadrados. Se trata de uno de los edificios modernos más singulares de Barcelona. Tiene nueve plantas sobre rasante y 350 plazas de aparcamiento.

El inmueble adquirido por Planeta albergó la sede histórica de Banca Catalana, filial del BBVA. El BBVA absorbió Banca Catalana hace un año y en junio del año pasado desapareció el rótulo del antiguo banco de la fachada que da a la esquina de la avenida Diagonal con la Gran Via de Carles III.

El BBVA no ocupa ahora todo el inmueble. Tiene alquilada una parte a varias empresas, entre ellas la petrolera Meroil y el grupo Chupa-Chups. La intención del banco es seguir transitoriamente como inquilino del edificio, donde se encuentra la dirección general de la entidad en Cataluña.

Hacía meses que el banco había puesto a la venta el edificio, pero matenía un hermetismo total sobre la marcha de las negociaciones. Las conversaciones se han desarrollado con varios grupos. Uno de ellos ha sido Metrópolis, que dirige Josep Maria Xercavins, del que son accionistas, entre otros, la familia Lara; Jordi Clos, de Hoteles Derbi, y Javier Ferrero, del grupo de alimentación Nutrexpa.

El edificio está situado en una de las zonas más caras de Barcelona. Uno de sus rasgos más característicos son las plantas, exóticas en algunos casos, que cuelgan de las fachadas del edificio.

Planeta, cuya sede central actual está en la calle de Còrsega de Barcelona, es un grupo de comunicación con intereses en el sector editorial, radio e Internet. De manera particular, la familia Lara participa también en prensa y televisión. El grupo facturó el año pasado 140.000 millones de pesetas (unos 867 millones de euros) y obtuvo un beneficio antes de impuestos de 11.422 millones.

La sede del BVVA en Barcelona no es la única que ha vendido el banco, que se ha desprendido también de varios edificios emblemáticos en Madrid, entre ellos la antigua sede del Banco de Vizcaya en la calle de Alcalá y un inmueble del banco Argentaria en la avenida de Recoletos junto a la que fue su sede central.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de diciembre de 2001