Toledo abre una gran exposición de cerámica

El Museo de Santa Cruz de Toledo alberga desde ayer una exposición permanente de la Colección Carranza, cuya inauguración presidieron los duques de Lugo. Más de 350 objetos cerámicos y azulejería de los siglos XV al XVIII que formaban hasta ahora parte de la colección privada más importante de España. En ella están representados los centros de producción cerámica más destacados del mundo, entre ellos, Talavera de la Reina, Puente del Arzobispo, Manises, Cataluña, Aragón, Sevilla y Portugal.

Durante 45 años, Vicente Carranza ha ido recuperando por todo el país, Portugal y Holanda, piezas únicas y singulares hasta superar las 6.000, que su propietario cedió a la Junta de Comunidades el pasado mes de mayo. Ahora, lo que fue propiedad de un coleccionista pasa al 'patrimonio de la humanidad', destacó ayer durante la inauguración el propio Carranza. 'Las obras de arte deben recuperase, no para que disfrute una familia, sino que tenemos la obligación de devolvérselas al pueblo, porque forman parte del patrimonio de la humanidad', añadió.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS