Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid decide que los comercios abran 19 domingos en 2002

Los empresarios aceptan la medida, pero los sindicatos se oponen

Tras un mes de conversaciones entre el consejero de Economía de la Comunidad de Madrid, Luis Blázquez, los sindicatos y la patronal, el Gobierno de esta comunidad ha acordado que los comercios madrileños abran sus puertas durante 19 domingos en 2002, uno más que en este año. Las patronales Anged (grandes superficies) y Cecoma (pequeños comercios) aceptan la medida, pero los sindicatos la rechazan porque creen que el Gobierno no ha pactado la nueva apertura (el primer domingo de febrero).

El calendario de la Comunidad de Madrid para el comercio contrasta con el probado por el Gobierno catalán para 2002, que prevé la apertura de 10 festivos, 2 de ellos durante el mes de agosto.

El Gobierno que preside Alberto Ruiz-Gallardón había puesto, en un principio, sobre la mesa de los sindicatos y la patronal dos opciones: liberalizar totalmente los horarios comerciales o mantener el calendario que el Ejecutivo autónomo fijó para este año -18 aperturas festivas- y que incluía los polémicos cuatro domingos de agosto, cuya apertura fue pactada en el denominado plan de activación estival. Este plan, que estuvo vigente durante el verano pasado, pretendía incentivar la economía atrayendo turistas y desterrando la idea del cerrado por vacaciones. En Madrid, las negociaciones para el nuevo calendario de aperturas se iniciaron hace más de un mes y se esperaba que la decisión final se diera a conocer la próxima semana. Por eso, el anuncio de ayer de Ruiz-Gallardón cogió por sorpresa a los sindicatos.

El responsable de Comercio de UGT, Andrés Rey, calificó de 'unilateral' y 'no consensuada' la decisión sobre horarios comerciales. 'Rechazamos la nueva medida, entre otras cosas porque estábamos en periodo de consultas', afirmó Rey. Una opinión compartida por Antonio Ruda, de CC OO, quien sostiene que la decisión regional 'suena a chirigota'. 'Está claro', dijo, 'que han triunfado los lobbies de la patronal Anged, a los que Ruiz-Gallardón se ha plegado'. Los sindicatos se quejan de que el decreto no incluye la regulación de las condiciones laborales del sector.

Para el año próximo, explica el presidente autonómico, se mantendrán las aperturas dominicales de agosto 'por los buenos resultados de este año' y, como novedad, se podrá abrir el primer domingo de febrero. Ruiz-Gallardón anunció también que, en el caso de que se lograra un consenso, la liberalización total se adelantaría a 2003 o 2004 (en 2005 será obligatoria, según una orden del Gobierno central).

El presidente de la patronal Cecoma, Salvador Santos Campano, aseguró que, con su decisión de abrir sólo un domingo más, 'el Gobierno ha evitado un desastre para el pequeño comercio'. Por su parte, un portavoz de Anged declaró: 'La decisión nos parece buena, pero esperamos que en un futuro se vaya a una liberalización total'. PSOE e IU subrayaron que la ampliación de horarios debe fomentar la creación de empleo y 'no el favorecimiento de las grandes superficies'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de noviembre de 2001