Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La capital se quedará sin 13 residencias de ancianos si el alcalde no cede el suelo

En Madrid vive el 75% de las 680.000 personas mayores de 65 años que hay en la región

El Gobierno regional ha reclamado al Ayuntamiento de Madrid la cesión de suelo para construir 13 residencias de ancianos. La Consejería de Servicios Sociales espera desde hace un año a que el alcalde, José María Álvarez del Manzano, ceda terrenos suficientes para acometer la tercera fase del plan de velocidad, que dotará a la ciudad en 2003 de 2.860 plazas más (220 por cada centro). El Ejecutivo que preside Alberto Ruiz-Gallardón aprobó en 1998 el Plan de Mayores de la Comunidad de Madrid, que a su término prevé haber creado 14.082 plazas en esta legislatura.

MÁS INFORMACIÓN

El Gobierno madrileño aprobó en abril de 1998 el Plan de Mayores, cuyo objetivo era la creación de nuevas plazas de atención residencial y de atención diurna a ancianos. Ante el importante incremento de la demanda de este tipo de servicios que se ha producido en la Comunidad, la Consejería de Servicios Sociales considera que el calendario y el ritmo de creación de recursos previstos en el Plan de Mayores debe ser adelantado, por lo que ha impulsado todo el proceso, que ha dividido en tres fases.

La primera fase del proyecto contemplaba la creación de 13 residencias, que ya han sido adjudicadas a las empresas que se harán cargo de ellas y que deberán estar en funcionamiento antes de que concluya el año 2002. Estos centros para mayores se situarán en los distritos de Arganzuela, Latina, Ciudad Lineal, Puente de Vallecas, Vicálvaro y Villaverde, y en los municipios de Colmenar Viejo, Boadilla del Monte, Humanes, Getafe, Torrejón de Ardoz, Tres Cantos y Valdemoro. Estas instalaciones dispondrán de un total de 2.860 plazas: 780 de tipo convencional financiadas por la Comunidad, 299 confinanciadas y 1.781 de precio tasado.

En la segunda fase del plan se ampliará el número de camas con la creación de otros 13 centros más, cuya adjudicación por el Ejecutivo regional se realizará previsiblemente el próximo diciembre. Estos edificios estarán en los distritos de Carabanchel, Fuencarral-El Pardo, Puente de Vallecas y Tetuán (dos), dentro todos del municipio de Madrid; y en los municipios de Leganés, Móstoles, Coslada, Alcalá de Henares (dos), Alcorcón, San Lorenzo de El Escorial y San Agustín de Guadalix. Como en la primera fase del proyecto, el número de plazas será de 2.860. Las residencias que se levantarán en la capital se harán en suelo cedido por el Ivima (Instituto de la Vivienda de Madrid), dependiente del Gobierno regional, ante la falta de colaboración del Ayuntamiento.

Tercera fase

Para la tercera fase del Plan de Mayores, la Consejería de Servicios Sociales reclama la colaboración del Ayuntamiento de Madrid, que todavía no se ha implicado en este proyecto, pese a que así se le reclama desde hace un año. 'Estoy a la espera de que el Ayuntamiento ceda terrenos y, si no lo hace, tendremos que crear las residencias en otros municipios, y lamentablemente, cerraremos el plan sin Madrid capital', avisa Pilar Martínez, consejera de Servicios Sociales.

'Más del 75% de los mayores de 65 años que hay en la región vive en la ciudad de Madrid', según resalta la consejera, 'lo que entraña la necesidad de crear nuevos centros en la capital. Para ello necesitamos la colaboración municipal', reitera.

Hay muchos municipios de la región que se han interesado por construir estos nuevos centros, entre otras cosas por los puestos de trabajo que generan entre su población. Sin embargo, la Consejería de Servicios Sociales lucha por que las 13 residencias contempladas en la tercera fase del Plan de Mayores estén en la capital para que sus futuros inquilinos puedan seguir viviendo en su barrio y cerca de las personas que conocen. 'Pero si el Ayuntamiento de Madrid no nos ayuda dándonos suelo, vamos a tener que sacar estos centros de mayores fuera de la capital', se lamenta un portavoz de Servicios Sociales.

Estas 13 residencias de la tercera fase del plan, también con un total de 2.860 plazas, permitirán satisfacer la demanda de muchos mayores que viven en la ciudad. 'Los usuarios de residencias, incluso aunque tengan posibilidades de pagarse su estancia en un buen centro privado, buscan casi siempre la presencia en la gestión de la Administración, porque las tareas de control que ejercen los inspectores les dan garantías de que estarán bien atendidos', señala Martínez.

La Consejería de Servicios Sociales considera que dotar de residencias a la capital contribuiría a evitar la proliferación de residencias piratas. En los últimos dos meses han sido clausurados diversos centros de este tipo, que acumulaban varios expedientes y donde los ancianos eran atendidos por trabajadores poco cualificados o bien por inmigrantes sin papeles sin formación. Una de estas residencias clandestinas fue descubierta después de que una nonagenaria se arrojase por la ventana. La Policía Municipal comprobó que una mujer atendía sin ningún permiso ni cualificación a una decena de ancianos.

El modelo de centros para mayores sobre el que trabaja la Consejería de Servicios Sociales se basa en el siguiente patrón: el suelo lo pondría el Ayuntamiento, y el dinero para la construccción lo aporta la Comunidad, que a la vez establece que el 35% de las plazas de la residencia tenga carácter gratuito. Estas plazas, según señalan en la Consejería de Servicios Sociales, la Comunidad las amortizará en 15 años. Según este plan, las residencias pasarían a ser propiedad del Ayuntamiento de Madrid al cabo de 50 años.

Costes

Según el Gobierno regional, el coste estimado de la construcción y equipamiento de cada uno de los establecimientos (residencias y centros de día) asciende a 1.212.750.000 pesetas (7,28 millones de euros). El coste total de las 13 residencias será de 15.765.750.000 pesetas (94,7 millones de euros). El coste anual de la gestión de cada una de las residencias, incluyendo la amortización de la inversión imputable a la residencia, asciende a 565.156.759 pesetas (3,39 millones de euros).

En los centros de día la cantidad total es de 46.855.283 pesetas (281.606 euros). El coste total estimado de la gestión de los 13 centros (residencias y centros de día) asciende a 7.956.156.546 pesetas. El capital a amortizar por centro es de 1.212.750.000 pesetas (7,28 millones de euros) en un periodo de 15 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 2001