Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Absueltos cuatro ancianos que se negaron a dejar un encierro

Los cuatro ancianos denunciados por el Ayuntamiento de Cambrils (Baix Camp) por resistencia a la autoridad al negarse a abandonar el casal d'avis para evitar que el consistorio instalara en su lugar una escuela de adultos han sido absueltos. Los hechos sucedieron el pasado Viernes Santo, cuando la Policía Municipal desalojó al grupo de ancianos encerrados.

El consistorio, que ya expresó su deseo de que los ancianos no fueran condenados, ordenó a los policías municipales que no acudieran a la vista oral. Su ausencia posibilitó que ayer el juez, tras sólo 10 minutos de vista oral, decretara la libre absolución de los cuatro acusados por falta de pruebas.

El Ayuntamiento recordó en un comunicado firmado por el alcalde, Joan Serra, que se llegó a juicio por la actuación de la fiscalía. Serra explicó que su tarea consistió en no asistir al juicio y evitar así perjudicar a un colectivo, 'porque la función de un ayuntamiento no es condenar a sus ciudadanos'. La directiva del casal d'avis dispuso de un autobús para que los jubilados que lo desearan pudieran acudir al juicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 2001