Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aprobada una inversión de 60.000 millones para el transporte público

El Consell Executiu celebrado ayer dio vía libre a una inversión de 60.072 millones de pesetas (361 millones de euros) en diversas obras de transporte público, en su mayoría incluidas en el Plan Director de Infraestructuras (PDI). El Gobierno catalán aprobó estas inversiones, de las que debe aportar una tercera parte, para evitar que se pierda el tercio que corresponde al Gobierno central.

El criterio para decidir las obras es que dispusieran de proyecto constructivo redactado y, por consiguiente, pudieran ser licitadas de inmediato. La empresa que asumirá las obras es GISA (Gestión de Infraestructuras, SA), dependiente del propio Gobierno catalán.

Entre las obras aprobadas ayer, las últimas propuestas por Pere Macias, que hoy dejará de ser consejero de Política Territorial, figuran diversas prolongaciones de líneas de metro. Una es la línea 3 desde Canyelles, estación abierta recientemente, hasta Trinitat Nova. En este punto debe enlazar con una tranvía ligero (el Gobierno catalán se opuso rotundamente a que fuera metro) que llegará hasta Can Cuiàs. De la primera obra se licitará la construcción del túnel; del tranvía ligero, la vía, la catenaria y las estaciones. La línea 5 será prolongada entre Horta y Vall d'Hebron, donde conectará con la línea 3. Asimismo fue aprobada una partida para que la actual línea 4, entre La Pau y Pep Ventura, pase a formar parte de la línea 2.

Otras partidas irán destinadas a mejoras en Ferrocarrils de la Generalitat. Una de las más importantes es la prolongación de esta línea en Terrassa, desde el punto donde termina actualmente hasta la Universidad Politécnica. En la línea del Llobregat, se semisoterrará el tramo de Pallejà, se desdoblará el trazado entre El Palau y Martorell (obra indispensable para que pase el AVE por esta última localidad) y se ampliarán los andenes de las estaciones de Sant Gervasi, Tres Torres y Muntaner para que quepan convoyes de cuatro vagones, dado el incremento de usuarios en estas líneas. También se harán obras en la estación del Norte, en Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 2001