Crítica:LIBROS CONTRA LA INTOLERANCIA
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

RECOMENDACIONES DE ESCRITORES Y CINEASTAS

GUÍA ESPIRITUAL. Miguel de Molinos. Alianza

El quietismo de De Molinos enlaza, en tanto que variante heterodoxa de la mística cristiana, con el sufismo islámico y el budismo zen, y eso ya supone una opción ejemplar a la tolerancia: nos propone una inocencia anterior a todos los lastres educativos que nos han ido imponiendo. JOSÉ MANUEL CABALLERO BONALD. Escritor

CARTA SOBRE LA TOLERANCIA. John Locke. Tecnos, Alianza

Un alegato radical a favor de la separación de la Iglesia y el Estado. Sólo un espíritu tan religioso y poco dogmático como Locke podía defender la tolerancia religiosa a partir de argumentos evangélicos. La salvación de las almas no es asunto del Estado y cada cual es libre de creer en el Dios de su elección. Todas las ideas, si se defienden debidamente -diríamos hoy-, merecen el mismo trato. VICTORIA CAMPS. Ensayista

LA NIÑA QUE CREÓ LAS ESTRELLAS. RELATOS ORALES DE LOS BOSQUIMANOS. Selección de José Manuel de Prada. Lengua de Trapo

Elias Canetti llegó a decir que la lectura de este libro, y más en concreto la de su relato número 51, había sido uno de los acontecimientos cruciales de su vida. En él se habla de una facultad que los bosquimanos llaman presentimiento. Y se cuentan varios ejemplos. Sus presentimientos les permiten no sólo sentir lo que pasa en otro lugar, sino en cierta forma apropiarse de las facultades y las sensaciones del familiar o el animal que se aproxima. En definitiva, ser como él. Canetti dijo que el poeta era el guardián de la metamorfosis, y nadie que sea capaz de hacer suyas las sensaciones y los pensamientos de los otros puede amar el papel de verdugo, ya que tendría que pasar por el difícil trance de tener que sentir el dolor de sus víctimas. Pero ¿no es esa misma facultad, la del presentimiento, la que nos permite leer? El rostro del lector contiene todos los rostros: no hay nadie menos intolerante que él. Por eso cuando leemos bien pasamos a formar parte del delicado pueblo de los bosquimanos. GUSTAVO MARTÍN GARZO. Escritor

DIARIOS. Víctor Klemperer

Se publicaron en Berlín, a los 50 años de la muerte de su autor, y constituyen un documento importante para un análisis de la intolerancia. No de la intolerancia en abstracto, de la que casi exclusivamente se habla, sino de la concreta, miserable intolerancia de cada día en sus múltiples y solapadas formas. Cuatro gruesos volúmenes describen el discurso vital, entre 1918 y 1945, de este profesor alemán hijo de un rabino y primo del director de orquesta Otto Klemeperer. Pero lo interesante de estas páginas no es ya el recuerdo de la persecución nazi, de la violencia, del horror, entre otros horrores, del bombardeo de Dresden, sino el que en ellas se alza un paradigma universal de la maldad y de la estupidez humana. En su lectura descubrimos que apenas hemos aprendido nada de la inmediata y ardiente historia. Como un 'logro para siempre' del que hablaba el historiador griego, la sabiduría que se encierra en estos admirables Diarios alcanza una descarnada actualidad: de nuevo la satanización o el desprecio de personas o grupos humanos para justificar la crueldad con que podemos tratarlos, de nuevo la manipulación, el engaño continuo, el crimen, la doble o triple moral, la imbecilidad colectiva y colectivizada siguen, como 'bombas de racimo', sembrando el terror en los cuerpos y sobre todo en las mentes. Y eso, por supuesto, en nombre de no sé qué Dios, en nombre de no sé qué democracia, qué libertad y qué 'injusticia infinita'. EMILIO LLEDÓ. Académico

LAS CARTAS DE ALOU.Película de Montxo Armendáriz

A los pocos años de llegar a España fui a ver Las cartas de Alou, en ese momento, la última película de Montxo Armendáriz. Recuerdo que me conmovió, desde su sencillez contaba una historia profunda y era una advertencia sobre lo que empezaban a ser los primeros brotes de racismo e incomprensión con el fenómeno de la inmigración. Han pasado más de diez años y la advertencia de esa película no sólo no ha sido tomada en cuenta, sino que la intolerancia y el racismo se han institucionalizado. Las leyes de extranjería se han endurecido hasta anular los derechos más básicos; y acontencimientos como los de El Ejido o las pateras son noticias asumidas y que pierden interés rápidamente. Hace poco tuve oportunidad de volver a ver la película, se proyectaba en una iglesia de Vallecas durante el encierro de un grupo de inmigrantes que protestaban contra la nueva ley de extranjería. Comprobé que era una película adelantada a su tiempo y que puso la mirada y la advertencia donde nadie quería mirar. JAVIER CORCUERA. Director de cine

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción