Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:NBA | BALONCESTO

Gasol deslumbra por primera vez

El español logra 27 puntos, récord de un novato esta temporada, pero no evita otra derrota de Memphis, ahora ante Phoenix

'Lluvia desde España'. Así titula la pagina web de Memphis Grizzlies la crónica del cuarto partido de Liga regular del equipo. El resultado, como lo tres anteriores: derrota. La última, ante Phoenix Suns, 113-101. La diferencia estuvo en el rendimiento de Pau Gasol, con 27 puntos en 40 minutos. Ningún otro novato se había atrevido a tanto esta temporada. Su compañero Battier había llegado a 22 puntos ante Minessota. Gasol se fue más lejos, aunque de poco le sirviera a su equipo.

El ala-pivot español salió en el quinteto inicial debido a la lesión de Stromile Swift. Fue el máximo anotador de su equipo y el que más minutos jugó. Por si fuera poco defendió con extraordinario éxito a Tom Gugliotta, el sólido ala-pivot de los Suns, al que dejó en cinco puntos.

Durante el tiempo que estuvo en cancha, Gasol lanzó a canasta 17 veces. Las mismas que en los tres primeros encuentros. Metió 11 tiros de dos y falló el único triple que intentó, amén de capturar cinco rebotes y dar cuatro asistencias. En su primera semana en la NBA, el español ha hecho muchos kilómetros, pero el balón ha llegado muy pocas veces a sus manos. El novato tiene que ganarse el respeto del veterano para participar en el juego. De este modo, cada vez que recibía la pelota lanzaba aunque no tuviera buena posición; ése era el problema. Él llegaba siempre al bloqueo, pero no a la continuacion. El martes, en Phoenix, todo cambió: 'Tuve mucha confianza. Mis compañeros me dijeron que les mostrara lo que yo podía hacer y me dieron el balón. Me encontré muy a gusto', reconoció Gasol. Memphis es el peor equipo del Oeste. Ha perdido los cuatro partidos disputados. La juventud es su pecado y su virtud. Baloncesto vistoso pero inconsistente: a un cuarto notable le sigue otro en el que pierde todas sus opciones de victoria. Sucedió ante Detroit y Minnesota. Y se repitió con Phoenix.

Durante los tres primeros periodos del encuentro el cuadro de Gasol tuvo cómodas ventajas, pero todo cambió cuando el entrenador de los Suns decidió combatir a los Grizzlies con una defensa en zona. Ahí se acabaron las esperanzas de Memphis de lograr su primera victoria. Esta vez no fueron las perdidas de balón ni las pifias. Al equipo se le apagó la luz en ataque en los últimos minutos.

La primera semana en la Liga también ha destapado la fe ciega que el técnico del equipo, Sidney Lowe, tiene en Gasol. El buen rendimiento de Stromile Swift en los dos primeros encuentros no ha modificado las ideas del entrenador. Cuando las cosas pintan feas, Gasol va de inmediato a la banda a pedir el cambio. Ante Minnesota, Lowe tuvo que recurrir a él para defender a un imparable Kevin Garnett.

Le tocó la más fea y no lo hizo nada mal. De los treinta puntos que consiguió Garnett en el encuentro, sólo ocho fueron con Gasol en pista. Su envergadura es muy difícil de superar para cualquiera. Con los brazos arriba, el español impide tirar con tranquilidad. Garnettm, ya un poco harto, realiza un mate ante Gasol y grita. El jugador de Memphis no se intimida y no se retira al paso de su rival, ambos chocan. El español ha llegado a la NBA con ganas de guerra, no importa quien esté enfrente. La madrugada del viernes al sábado, los Lakers de Shaquille O´Neal y Kobe Bry ant se cruzarán su camino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de noviembre de 2001