Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Temores por el islam

La polémica desatada en España tras el despido de numerosos profesores de religión contratados y pagados por el Estado, pero elegidos por los obispos, ha reabierto el debate sobre las relaciones Estado-Iglesia. Éste es el panorama de la enseñanza religiosa en la escuela pública europea.

En los colegios públicos alemanes, la religión es una asignatura obligatoria tanto en la educación primaria como en la secundaria, y se imparte durante dos horas semanales. Cuando los padres lo solicitan o el alumno mayor de 14 años se decanta por ello, al menos en las instituciones no confesionales, estas clases de religión católica, evangélica, ortodoxa, nuevoapostólica o judía pueden reemplazarse por un curso de ética. Con Brandeburgo, incluso hay un land (Estado federado) en el que, al igual que en la antigua República Democrática Alemana, no se imparten cursos de religión, sino de una materia llamada 'organización de vida-ética-religiones'.

Las clases de religión son dictadas por maestros que estudiaron teología o religión, con nivel académico similar a quienes enseñan matemáticas o biología. Para impartir clases de ética, en cambio, se requiere una especialización adicional en filosofía y sociología. El Estado corre con sus salarios.

En el federalizado sistema educativo alemán, las religiones que se enseñan dependen de las leyes de cada land y de los reglamentos e ideario de las comunidades religiosas establecidas. Las leyes prevén el nombramiento de un representante religioso que se haga cargo de coordinar el plan de estudios entre la comunidad y los Gobiernos regionales. Las confesiones protestantes son mayoría en Alemania, casi a la par con el catolicismo.

Sólo para turcos

Pese a la numerosa comunidad musulmana residente en Alemania, en ninguno de los 16 Estados federados existe el islam como asignatura por las múltiples diferencias que les separan, lo que dificulta la elección de un representante oficial que se responsabilice de esa educación religiosa en los colegios públicos, según sostiene el Ministerio de Educación del Estado de Baviera.

No obstante, en varios otros Estados, desde los años ochenta, se enseñan 'elementos del islam', integrados en asignaturas como el turco como lengua materna. En este caso es el Gobierno turco y los ejecutivos regionales alemanes los que acuerdan los planes de estudio.

El hecho de que el islam se enseñe solamente en el idioma turco implica que los alumnos musulmanes de otros países no pueden asistir a clase de religión en un colegio público y tengan que recibir su formación religosa en sus respectivas comunidades. El Estado no controla ese tipo de enseñanza, pero en estos momentos, por temor a que se extiendan ideas extremistas, el land de Renania del Norte-Westfalia quiere introducir el islam en su plan de estudios, eso sí, enseñado en alemán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de noviembre de 2001