Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Navarra gravará a los hipermercados con casi 2.000 pesetas por metro cuadrado

UPN se queda sola en su advertencia sobre la posible inconstitucionalidad del nuevo tributo

Un total de 1.997 pesetas por metro cuadrado. Ése será el gravamen base sobre el que tributarán las grandes superficies comerciales de Navarra a la Administración foral para compensar las repercusiones que su proliferación está causando en el planeamiento urbanístico, medioambiental y comercial de la región.

El Parlamento autónomo ha definido ya la estructura del nuevo impuesto, que gravará a los hipermercados que dispongan de una superficie útil para la venta y exposición de productos y servicios superior a los 2.500 metros cuadrados, siempre que se ubiquen en Pamplona, su comarca o en municipios de más de 12.000 habitantes.

Dicha superficie se reducirá a 1.500 metros cuadrados si la gran superficie se ubica en municipios con menos población.

La comisión de Economía del Parlamento navarro ha debatido y aprobado el impuesto con la única oposición de UPN, que sigue insistiendo en que el Gobierno central recurrirá al Tribunal Constitucional la nueva figura tributaria. La formación regionalista considera además que los hipermercados repercutirán el coste del nuevo tributo en los precios de sus productos.

Según el cálculo realizado por los partidos de la oposición, el nuevo impuesto supondrá unos ingresos anuales para la Hacienda Foral superiores a los 300 millones de pesetas. El gravamen base estará sometido a unos coeficientes correctores en función de la superficie total del negocio.

'El impuesto no tiene una finalidad recaudatoria. No va al capítulo de ingresos generales de los presupuestos ordinarios. Se disipa por lo tanto cualquier duda sobre una posible doble imposición equivalente al IAE o el impuesto de Sociedades', explica Juan Cruz Alli, portavoz de CDN, el partido que ha propuesto la medida.

Socialistas, IU, Batasuna, EA-PNV y Batzarre apoyan el nuevo impuesto que, según el proyecto que lo crea, se destinará a programas de rehabilitación y potenciación de las actividades terciarias en los centros urbanos, además de mejoras en el medio ambiente y en las redes de infraestructuras.

Cataluña decidió en su día gravar a los híper con 2.900 pesetas por metro cuadrado y el Gobierno central recurrió ante el Constitucional.

En Navarra, según los datos ofrecidos por los impulsores de la tasa, una gran superficie de 10.000 metros cuadrados de venta y otros 20.000 de aparcamiento deberá pagar unos 40 millones al año. Si la superficie asciende a 12.500 y 22.500 metros cuadrados, respectivamente, el impuesto ascendería a unos 50 millones anuales. En Navarra están abiertas al público en la actualidad veinte grandes superficies.

Toda la oposición apoya el nuevo impuesto y la capacidad normativa de Navarra para crearlo. 'Nunca entenderemos la actitud de insumisión del Gobierno hacia la tarea legislativa de este Parlamento', indica Carlos Cristóbal, portavoz del PSN-PSOE. 'Es incomprensible la actuación de UPN, ayudando al PP a recurrir cuantas normas emanan del autogobierno foral', añade.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de octubre de 2001