Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATÁSTROFE EN LOS ALPES

Los dramas y la crisis de Swissair en el año más negro

El trágico suceso de las muertes en el túnel ha asestado un golpe más a un país que lleva un año sin abandonar los malos tragos, a pesar de ser conocido por su tranquilidad. El pasado jueves otro grave accidente, esta vez cerca del túnel de San Bernhard Alpine, segó la vida de un conductor y clausuró una de las últimas rutas europeas que recorren los Alpes de Norte a Sur.

Los accidentes han incrementado un sentimiento de crisis que ya se estaba fraguando en el país con la espectacular caída de la aerolínea Swissair, símbolo de la prosperidad nacional. El Gobierno suizo se vio obligado a intervenir en la crisis para evitar la quiebra de la compañía. Lo que no fue posible impedir fue una estrepitosa caída en Bolsa y miles de despidos en cascada.

Cuando la crisis de Swissair atizaba el orgullo nacional suizo -poco después de los atentados del 11 de septiembre- el país aún se estaba recuperando de su peor suceso de asesinato múltiple. Suiza, siempre considerada uno de los bastiones europeos de la seguridad, se desayunó una mañana con la noticia de que un ciudadano armado había entrado en el Parlamento del tranquilo cantón de Zug y había disparado de forma indiscriminada contra los allí presentes. El episodio acabó con 14 personas muertas.

'Por supuesto, las causas de estos acontecimientos no tienen nada que ver unas con otras. Pero todas ellas alimentan el sentimiento de catástrofe que reina ahora mismo en el país: que la nación ejemplar ha tenido un duro despertar de su tranquilidad', asegura el comentarista Christof Wamister en el diario Basler Zeitung.

Los suizos utilizan normalmente la expresión 'caso especial' para referirse a ellos. La denominación proviene del hecho de haber sido siempre una nación neutral, que se mantuvo al margen de dos guerras mundiales cuando casi toda Europa y prácticamente el resto del mundo estaban implicados. Todo ello convirtió a Suiza en una pequeña isla de prosperidad en una Europa devastada por la muerte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de octubre de 2001