Zaplana aplaza los cambios en el Consell pero prepara serios retoques en el segundo escalón

La presentación de los presupuestos aconseja reorganizar las áreas de gestión

Eduardo Zaplana anunció la primera semana de septiembre una inminente reorganización de su equipo de gobierno. La presentación de los presupuestos antes de fin de mes aconseja la reestructuración nominal de la Administración autonómica esta semana por cuestiones meramente burocráticas. Pero los cambios de primera fila siguen aplazados. El presidente de la Generalitat prevé cambios en el segundo escalón que constituirán una advertencia a los titulares de los departamentos correspondientes, pero el Consell se mantendrá intacto durante unos meses.

Más información
'El mayor desarrollo del planeta'

El presidente había previsto reestructurar su equipo antes de la presentación de los presupuestos la próxima semana. Al menos tres consejeros estaban en el alero. Sin embargo, la convocatoria prevista para el próximo lunes del congreso nacional del Partido Popular; la evolución de la situación política del Gobierno central derivada del caso Gescartera; y los problemas personales de dos colaboradores de Zaplana han congelado de momento la remodelación del Consell.

La reorganización de funciones que supone la institución de la Consejería de Innovación para incorporar al área de Industria la Oficina de Ciencia y Tecnología y la anunciada creación de una subsecretaría para la Inmigración deben tener reflejo en los presupuestos que se presentarán a las Cortes. Siempre es posible introducir modificaciones a las cuentas públicas y reasignar la gestión de las líneas del presupuesto en el futuro. Pero algunas partidas de carácter general, que representan una parte menor de los presupuestos, pueden generar conflictos si no se reordenan antes del trámite parlamentario.

El presidente prepara, según fuentes del Consell y de la Generalitat, una profunda remodelación del segundo escalón en varias áreas de su gobierno. Zaplana siempre ha exigido a su equipo que asuman las grandes directrices y cedan a los técnicos la ejecución de las estrategias políticas. La falta de respuesta en algunas áreas se traducirá, según las mismas fuentes, en una intervención directa del máximo responsable del Consell en varias direcciones generales. Los cambios supondrán un toque de atención a los afectados.

Fuentes del PP insisten en la necesidad de dar un mayor 'perfil político' al gobierno autonómico, especialmente en el área de Presidencia, para encarar una situación caracterizada por la falta de iniciativas desde las distintas consejerías y por una situación económica que exige contención del gasto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pero los cambios de primera fila están supeditados a la futura estructura nacional del PP y a la evolución del caso Gescartera. El vicepresidente del Congreso Francisco Camps, por ejemplo, suena como ponente en el próximo conclave del PP. El propio Zaplana nunca ha descartado ser llamado a formar parte del Gobierno o a ocupar cargos en la estructura nacional del PP, situaciones que dejarían en segundo término el impulso que necesita su equipo.

Eduardo Zaplana y el ministro tunecino de Cooperación Internacional, Fethi Merdassi.
Eduardo Zaplana y el ministro tunecino de Cooperación Internacional, Fethi Merdassi.EFE (ALBERTO ESTÉVEZ)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS