Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo Vivendi Universal aparca el 23% del capital de la televisión británica BskyB en el Deutsche Bank

El grupo Vivendi Universal anunció ayer el aparcamiento en el Deutsche Bank de su participación en la televisión británica de pago BskyB, que asciende al 23%. De esa operación espera obtener alrededor de 4.200 millones de euros 'en efectivo', de los que 2.600 se contabilizarán como ingresos en las cuentas del ejercicio actual. Vivendi Universal, segundo grupo mundial de comunicación, mantiene el objetivo de finalizar el año con un crecimiento del 35% de su Ebitda (resultado antes de intereses, impuestos y amortizaciones), que debería superar los 5.000 millones de euros.

El presidente del grupo, Jean Marie Messier, explicó ayer en París que el aparcamiento de las acciones de BskyB en el banco alemán se hace para cumplir con la obligación de cesión de esos títulos, impuesta por la Comisión Europea para autorizar la fusión con Seagram, pero ejecutándolo de manera que no sea necesario tomar la decisión definitiva hasta dentro de cuatro años. Mientras tanto, el grupo de matriz francesa recibirá los 4.200 millones de euros como 'avance de tesorería'. Vivendi Universal conservará los beneficios o los riesgos financieros ligados al valor de mercado de BskyB, pero no podrá ejercer los derechos políticos de tal participación en BskyB, que está gestionada por su accionista más importante, Rupert Murdoch.Parte de los fondos serán dedicados a comprar 33 millones de acciones propias. Todas ellas serán anuladas, lo cual, unido a otra operación similar ya efectuada en junio, representa la anulación del 5% del capital de Vivendi Universal.

A juicio de su presidente, el grupo reúne 'calidades defensivas' frente a la incertidumbre mundial. Citó su escasa dependencia de los ingresos publicitarios, la enorme parte de sus ingresos (44%) que proviene de abonos y la reestructuración del grupo Canal Plus en Francia y otros países de Europa.

Messier se declaró 'en extremo favorable' a una aproximación en Francia entre Canal Satélite Digital (propiedad de Vivendi Universal) y la plataforma competidora de televisión de pago TPS (participada por la televisiones generalistas TF1 y M6, France Télécom y el grupo Suez). Enfatizó su deseo de que esa aproximación finalice en una fusión. 'La lógica económica ha llevado a ello en Italia o en el norte de Europa', añadió, 'y no veo por qué España debería escapar a esa misma lógica'.

Los resultados hasta junio muestran un Ebitda de 4.000 millones de euros (42% más), con una cifra de negocio de 26.400 millones de euros y un beneficio de 1.052 millones. A pesar de la coyuntura actual, el grupo mantiene el objetivo de crecer el 33% el Ebitda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de septiembre de 2001