Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las farmacias exigirán la tarjeta sanitaria a partir de octubre

La Tarjeta Sanitaria Individual (TSI), que identifica al usuario para acceder a las prestaciones del sistema sanitario público en Cataluña, será obligatoria a partir del mes de octubre para adquirir un medicamento con receta de la Seguridad Social en las farmacias catalanas. El director del Servicio Catalán de la Salud, Josep Prat, explicó ayer que la citada tarjeta deberá presentarse, junto con la receta que prescribe el médico, al comprar un medicamento. Con este sistema de control, que ya funcionaba como experiencia piloto en algunas zonas de Cataluña, se pretende mejorar la identificación del usuario, evitar errores médicos e integrar a la farmacia en el sistema sanitario como un proveedor más.

En Cataluña se han distribuido 6,318 millones de tarjetas nominales. Otro millón más de tarjetas se han repartido en los Centros de Asistencia Primaria para ser entregadas a aquellas personas que las soliciten. Entre los inmigrantes, el Servicio Catalán de la Salud ha repartido también más de 60.000 tarjetas sanitarias.

La implantación de este sistema ha supuesto la informatización de todas las oficinas de farmacia de Cataluña, lo que ha requerido una inversión de 3.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de septiembre de 2001