Clinton ordenó a sus comandos liquidar a Bin Laden, pero fracasó

El FBI identifica cuatro células del multimillonario saudí en suelo estadounidense aunque no logra implicarlas en los atentados

Bill Clinton emitió en 1998 la orden de detener o matar a Osama Bin Laden; la operación fracasó, sin embargo, por falta de información sobre el presunto jefe de la organización terrorista Al Qaeda. El ex presidente confirmó el sábado que hace tres años preparó una operación encubierta en Afganistán, que incluía el uso de comandos y grupos locales, para acabar con Bin Laden.

'En aquel momento hicimos todo lo que se podía hacer', explicó Clinton. 'Autoricé la detención y, en caso necesario, la muerte de Bin Laden, y llegamos a contactar con un grupo en Afganistán que debía encargarse de ello. También preparamos comandos para una posible acción terrestre', explicó, 'pero no dispusimos de la información necesaria para ejecutar correctamente la operación'. 'Ahora contamos con la ayuda de gente que entonces no nos apoyaba, y eso nos ofrece opciones tácticas que no estaban a nuestro alcance en 1998', dijo. '¿Puede ese gran movimiento internacional ser derrotado?', se preguntó, refiriéndose a las redes terroristas como Al Qaeda. 'Absolutamente sí'.

Más información

Según el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, Al Qaeda y otras redes conectadas con ella están presentes 'en 50 o 60 países, entre ellos Estados Unidos'. El FBI ha identificado al menos cuatro células de Al Qaeda que operan en territorio estadounidense, según publicó ayer el diario The Washington Post, y las mantiene bajo vigilancia, pero no ha logrado por el momento establecer conexiones entre esos grupos y los atentados del 11 de septiembre. Los miembros de Al-Qaeda identificados por el FBI entraron legalmente en EE UU y no han cometido, que se sepa, delito alguno. Según fuentes de la investigación citadas por el Post, su misión podría consistir en reunir información o en esperar órdenes para salir de la legalidad y ejecutar un atentado.

El FBI topa constantemente con la 'disciplina y la paciencia' demostrada por las células de los presuntos terroristas islámicos. Dispone en estos momentos de 149.900 pistas distintas, y cuenta con estimular la llegada de nueva información con un fondo de 25 millones de dólares (4.500 millones de pesetas) destinado a recompensas. Esos 25 millones forman parte del paquete de 40.000 millones de dólares aprobado por el Congreso para hacer frente al impacto de los atentados y poner en marcha el despliegue militar.

La policía federal considera que Abdul Aziz Alomari, uno de los secuestradores del vuelo 11 de American Airlines, el primero que se estrelló contra las Torres Gemelas, fue el coordinador de todos los atentados. Alomari desarrolló una gran actividad en las fechas previas al 11 de septiembre, enviando mensajes electrónicos y haciendo numerosas llamadas telefónicas. El mismo día de los atentados, su imagen fue captada por una cámara de vigilancia de Portland (Maine), en compañía de Mohamed Atta, que supuestamente pilotó el avión tras el secuestro para estrellarlo contra el World Trade Center. Los dos tomaron un avión desde Portland hasta Boston y allí embarcaron, en clase business, en el vuelo 11.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de septiembre de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50