Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un referéndum en Castellolí veta la ampliación del vertedero de residuos industriales

Los vecinos de Castellolí (Anoia) rehusaron ayer que se amplíe el vertedero de residuos especiales que hay en el municipio mediante un referéndum convocado por el mismo Ayuntamiento. Participaron en la consulta popular el 74,3% de los 355 vecinos censados y con derecho a voto, y el 55,68% se opusó a la ampliación, el 42,04% la defendió y el 2,27% votó en blanco.

El alcalde de la población, Jesús Brugués, aceptó la derrota y afirmó que si el pueblo no quiere no habrá ampliación. Sin embargo, advirtió de que muchos de los proyectos municipales no se van a poder realizar y de que ahora debe replantearse su situación personal, aunque no quiso concretar si va a dimitir o no.

El vertedero de Can Palà es el único de este tipo y de titularidad pública que hay en Cataluña, y recoge diariamente las cenizas de las incineradoras del país. El pasado mes de agosto el Ayuntamiento aprobó la modificación de las normas subsidiarias de una finca cercana a Can Palà donde la empresa gestora del vertedero, Enviland, quiere ejecutar la ampliación. Los vecinos criticaron al gobierno de Jesús Brugués (CiU) por hacer la modificación en vacaciones y le pidieron un referéndum para que el pueblo decidiera el futuro del vertedero. Brugués, acceptó una consulta popular y advirtió de que sería 'moralmente vinculante siempre que haya una participación mínima del 50% de los vecinos empadronados'.

Protesta en Navàs

Por otra parte, unas 300 personas participaron ayer, según informa la agencia Efe, en la manifestación contra el proyecto de instalación de una planta de tratamiento de purines en el barrio de Can Flautes de Palà de Torella, en el término municipal de Navàs (Bages).

Durante la protesta, convocada por las Asociaciones de Vecinos de Palà de Torroella y Valls de Torroella, con el apoyo de la Federación de Asociaciones de Vecinos de la comarca del Bages, los manifestantes portaban pancartas con los lemas 'no a la térmica de purines' y 'alcaldesa, escucha la voz del pueblo'.

De momento, el Ayuntamiento de Navàs se ha comprometido a estudiar el proyecto presentado por la empresa Depurambi para instalar la planta.

Los manifestantes se concentraron en la plaza de Espanya de Navàs y se dirigieron a la plaza del Ayuntamiento, donde leyeron un manifiesto en el que solicitaban a la alcaldesa, Maria Àngels Estruch, y al Ayuntamiento que 'en el próximo pleno municipal el consistorio rechace la planta de purines de Can Flautes y no otorgue las licencias necesarias para que este proyecto sea una realidad'.

Tras recibir a una representación de los manifestantes, Estruch indicó que se hacía receptora de sus quejas, pero que el proyecto había entrado en el Ayuntamiento 'esta misma semana' y que debía ser estudiado por los técnicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de septiembre de 2001