Sindicatos, vecinos y oposición se unen para exigir que los hospitales militares sean públicos

PSOE, IU y los agentes sociales intentan evitar que Defensa venda los centros a empresas privadas

Los sindicatos CC OO y UGT, los partidos PSOE e IU y la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) presentarán hoy en la Asamblea una solicitud de iniciativa parlamentaria popular para pedir que los cuatro hospitales militares que el Ministerio de Defensa tiene en la región, y que pretende vender en los próximos meses, pasen a la red de sanidad pública. Agentes sociales y oposición política sostienen que la Ley de Sanidad de 1986, que diseñó el actual modelo sanitario de Madrid, se ha quedado 'obsoleta' por los nuevos barrios construidos, y que la región necesita más camas hospitalarias.

La solicitud, que se presentará hoy y que reclama la integración en la red pública de los hospitales militares que el Ministerio de Defensa piensa vender -el Gómez Ulla, el del Generalísimo, la Policlínica Naval y el hospital de Los Molinos- se fundamenta en la 'obvia necesidad en camas y personal sanitario' de la región y la oportunidad de que éstos pasen a depender de la Comunidad 'ahora que se negocian las transferencias sanitarias', según explicó ayer Fernando Sánchez, secretario ejecutivo de UGT-Madrid para asuntos de sanidad.

Con la entrada de estos cuatro hospitales en la red pública -repartida en estos momentos entre el Insalud y la Consejería de Sanidad-, los madrileños dispondrían de 2.500 camas y 3.500 profesionales más. La Mesa de la Asamblea de Madrid tendrá que comprobar si el Gobierno regional tiene o no competencias para estudiar la propuesta. Si es así, la plataforma montada por la oposición, sindicatos y vecinos dispondrá de tres meses para recoger las 50.000 firmas necesarias para que el pleno de la Asamblea tramite una proposición de ley.

Serán los responsables de PSOE e IU en la región -Rafael Simancas y Miguel Reneses, respectivamente-, los secretarios regionales de CC OO y UGT -Javier López y José Ricardo Martínez- y el presidente de la FRAVM, Prisciliano Castro, quienes entreguen personalmente el documento a las 10.00 de hoy en el registro general de la Asamblea de Madrid. Los argumentos que emplea esta plataforma a la hora de plantear la solicitud son dos, según Rafael Simancas: que los centros sanitarios militares, dependientes de Defensa, fueron construidos con fondos públicos y que su paso a manos privadas 'sería todo un lujo que la sanidad madrileña no se puede permitir'.

El Ministerio de Defensa -que pretende quedarse en Madrid sólo con el Hospital del Aire, después de reformarlo y ampliarlo- ha advertido de que, si bien su deseo es vender sus otros centros sanitarios en la región al Insalud o a la Comunidad, si estas Administraciones no se deciden los hospitales se venderán a empresas privadas.

De momento, Defensa ya ha puesto en venta el hospital de Los Molinos, la Policlínica Naval y el del Generalísimo. Los militares serán atendidos, mientras duren las obras de reforma del hospital del Aire, en el Gómez Ulla, que se venderá a su vez dentro de cinco o seis años, afirmó un portavoz de la consejería de Sanidad. Según los últimos datos recogidos por la Comunidad de Madrid y fechados en 1997, la región cuenta con 16.437 camas públicas y 6.849 privadas. En total, 23.286 camas que el consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz, siempre ha considerado 'suficientes'. Sin embargo, la plataforma de sindicatos, oposición política y vecinos sostienen, citando cifras del Insalud, que Madrid tiene poco más de 10.000 camas: 2,6 por cada mil habitantes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS