Nuevo cruce de acusaciones entre PP y PSPV por el decreto de mínimos

El decreto de mínimos, el documento de contenidos educativos elaborado por la Consejería de Educación con el fin de modificar los currículos de Lengua y Literatura de Bachillerato y de ESO y que excluye a todos los autores en lengua catalana no nacidos en la Comunidad Valenciana, volvió a provocar ayer un nuevo cruce de acusaciones entre PP y PSOE. Así, los populares acusaron a la oposición de intentar 'avivar el conflicto viejo y ficticio' de la lengua.

El portavoz de cultura del Grupo Popular en las Cortes, David Serra, aseguró que el decreto 'garantiza el conocimiento de los autores valencianos, desde Ausiàs March hasta Joan Fuster en las aulas de todos los colegios de la Comunidad'. Y acusó al PSOE de mostrar una reacción 'totalmente injustificada' que sólo responde a 'oscuros intereses contrarios a los de la Comunidad' que sólo pretenden reavivar un conflicto ya superado por la sociedad valenciana. Serra aseguró que 'es rotundamente falso' que en el decreto 'se vete o se prohíba que los libros de texto hablen de autores catalanes o de Baleares'. Y añadió que el Consell ha sido absolutamente respetuoso con la inclusión de los autores más recientes y significativos, como Vicent Andrés Estelles, Enric Valor, Xavier Casp, Teodoro Llorente o Joan Fuster.

Por su parte, Antonio Amorós, diputado provincial socialista en Alicante y vicepresidente de la Comisión de Cultura, aseguró que 'el decreto de mínimos es la respuesta a la carencia intelectual del PP y a su esquizofrenia derivada del sectarismo y la ignorancia que emplea en todo aquello que hace referencia a la educación y a la cultura'. A Amorós le parece contradictorio que algunos representantes del PP, como Serra, defiendan al escritor Enric Valor mientras el presidente de la Diputación de Alicante, Julio de España, se ha negado a concederle la medalla de oro de la provincia. Y aseguró que si autores clásicos como Ausiàs March o Joanot Martorell fuesen contemporáneos el PP los trataría 'con el mismo desprecio' con que trató a Joan Fuster, Vicent Andrés Estellés y al propio Valor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de septiembre de 2001.