Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC promueve la devolución a los ayuntamientos de los inmuebles que éstos cedieron a Telefónica

La compañía de telecomunicaciones tiene 900 centrales y diversos otros locales en Cataluña

En una proposición no de ley, el grupo de ERC pide al Parlament que las organizaciones municipalistas Federación de Municipios de Cataluña (FMC) y Asociación Catalana de Municipios (ACM) preparen un inventario de todos los inmuebles que años atrás, cuando Telefónica era una compañía pública, fueron cedidos para que el monopolio estatal tuviera más fácil su 'desarrollo y mejora del servicio, que en aquellos momentos era absolutamente deficiente', afirma ERC.

ERC está convencida de que Telefónica 'tiene prevista la venta de una parte de su patrimonio inmobiliario, valorado en 500.000 millones de pesetas. Se trata de un patrimonio no estratégico que la compañía ha acumulado en gran parte como consecuencia de las cesiones por parte de muchos ayuntamientos de inmuebles situados en sus términos municipales', afirma la proposición no de ley presentada por ERC a la mesa del Parlament, que reclama la restitución del patrimonio infrautilizado.

Telefónica ni confirma ni desmiente oficialmente un plan de venta de activos inmobiliarios, ni si éste puede incluir inmuebles cedidos por municipios. Un portavoz de la empresa afirma que la compañía dispone de 900 centrales distintas en Cataluña, además de los locales comerciales y administrativos. 'En suma, Telefónica', dijo, 'tiene un patrimonio inmobiliario muy importante'. Fuentes oficiales de la compañía admiten que la innovación tecnológica permite ahora ocupar espacios muy inferiores a los que requerían las antiguas centrales.

Entre los empleados de Telefónica, la posible operación de venta es un secreto a voces desde que su anterior presidente, Juan Villalonga, anunció la creación de una división de gestión inmobiliaria para optimizar el patrimonio de la compañía, ahora privada.

Joan Ridao afirma: 'Si se venden [los inmuebles], los ayuntamientos tienen derecho de reversión o deben participar en los beneficios'. 'Se trata de un caso similar al de los polvorines del Ejército, que también fueron objeto de cesión o de expropiación de una antigua propiedad municipal. El reglamento de la cesión de inmuebles estipula el derecho de reversión cuando éstos no se destinen al objeto para el que fueron cedidos'. Ridao considera: 'Sería el colmo que Telefónica se lucrara y obtuviera beneficios con la venta de estos inmuebles'.

Esquerra plantea en su proposición no de ley que incluso 'a pesar de las razones jurídicas que puedan hacer discutible la actual titularidad de los bienes, hay una deuda moral de restitución de éstos a los ayuntamientos'. Las razones de esta necesidad es que, según ERC, la ubicación en lugares céntricos de las poblaciones de estos inmuebles 'podrían constituir un recurso importante para la gestión municipal y la mejora de la calidad del servicio a los ciudadanos'.

Por otra parte, ERC mantiene que el carácter privado actual de Telefónica cambia substancialmente las circunstancias que hicieron posibles las cesiones en las décadas de 1940, 1950 y 1960, 'y sin embargo, persiste la titularidad, por parte de la empresa, de un patrimonio de origen municipal'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de agosto de 2001