Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trece personas mueren en tres accidentes de tráfico en vísperas de la masiva Operación Primero de Agosto

El fin de semana pasado murieron en las carreteras 58 personas, 13 más que durante la segunda Operación Salida de julio, de las que ocho perecieron en sendos accidentes en Murcia y Zamora. En Mazarrón (Murcia), cuatro personas (tres de la misma familia) murieron y otras siete sufrieron heridas al arrollar un camión frigorífico a cuatro vehículos en el kilómetro 45 de la MU-603, informa Rebeca Llorente.

La noche del domingo, cuatro miembros de una familia portuguesa que viajaban en un turismo perdieron la vida a unos 20 kilómetros de Zamora, tras chocar frontalmente contra un camión, cuyo conductor resultó herido grave, informa José Lera.

También un camión se vio implicado en un brutal siniestro en el que cinco personas murieron y otras tantas resultaron heridas en la C-25 a la altura de Vilobí d'Onyar (Girona) cuando un camión arrolló a cinco turismos que se encontraban en una retención. Los Mossos d'Esquadra atribuyen el accidente a un exceso de velocidad del vehículo pesado. Este siniestro se produjo a las siete de la tarde, pocas horas antes de que comience la Operación Especial Primero de Agosto, en la que la Dirección General de Tráfico (DGT) prevé cinco millones de desplazamientos en automóvil por el fin de las vacaciones de julio y el inicio de las de agosto. La operación comenzará hoy a las tres de la tarde y durará hasta las doce de la noche de mañana. El objetivo es mejorar la seguridad y la fluidez del tráfico durante esos dos días.

La operación movilizará a la práctica totalidad de los efectivos de la Guardia Civil de Tráfico (unos 8.300 agentes), así como 250 técnicos especializados y 15 helicópteros. Los controles preventivos de alcoholemia y de velocidad también se intensificarán, y si es necesario se instalarán más de 500 kilómetros de carriles adicionales para mejorar la circulación en las vías más saturadas. El movimiento de vehículos afectará prácticamente a todas las carreteras del país por el éxodo vacacional de los españoles y de los inmigrantes magrebíes hacia el Estrecho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de julio de 2001