ESTRENOS | 'You can count on me'

Laura Linney: 'Soy una mujer que entiende la vida de forma sencilla'

La actriz consiguió una candidatura a los Oscar por la película de Kenneth Lonergan

Hasta el pasado marzo, nadie comparaba a Laura Linney con Meryl Streep o Jodie Foster. Como mucho, y por aquello de la melena rubia, lisa, y los rasgos afilados de su rostro, se podía oír eso de una mezcla entre Helen Hunt y la cantante Jewel. El anonimato desapareció con el madrugador anuncio de las últimas candidaturas al Oscar, donde esta actriz de 37 años se vio entre las cinco candidatas en la categoría de mejor interpretación femenina gracias a su trabajo en You can count on me. 'Lo primero que me sorprendió tras el anuncio fue el gran número de personas que me conocían', recuerda aún con asombro de la llamada de Jim Carrey o del buqué de flores con que la felicitó Richard Gere. Ambos han sido compañeros de trabajo de Linney, cuya carrera profesional cuenta con varios títulos como El show de Truman, Las dos caras de la verdad y Poder absoluto, además de la serie de televisión Tales of the city. 'Supongo que soy una de esas personas que llevan en este ambiente una temporada y cuyo trabajo se va acumulando hasta el punto de que la gente comienza a hacer sus conexiones', se convence a sí misma.

Más información

Los cabos se han atado finalmente con You can count on me, un pequeño drama de aún menor presupuesto y trama más escasa, centrado en el reencuentro de dos hermanos que perdieron a sus padres en un accidente de tráfico cuando eran niños. Como afirma Linney, una historia en la que cualquiera puede reconocerse, y fue eso precisamente lo que le gustó. 'Con este filme pude regresar a un universo de cosas sencillas, y yo soy una mujer que entiende la vida de esa forma', ofrece a modo de explicación de su interpretación naturalista. Kenneth Lonergan, autor del filme, ve en la preparación teatral de Linney la clave para su capacidad de interpretar a Sammy y la razón por la que discutió con los estudios, a favor de una estrella más conocida para el papel, hasta que consiguió a la actriz con la que siempre había querido trabajar. 'Muchos actores de cine no tienen la profundidad, son mejores para una realidad momento a momento, como si sacaras fotografías, pero la capacidad de profundizar de Laura es una muestra de que es una actriz de primera', recuerda el realizador de You can count on me, su primera película como director.

Éste fue un punto más de conexión entre Lonergan y Linney, hija del autor teatral Romulus Linney y con un aprendizaje en arte dramático en los lugares precisos: la Escuela de Julliard, la Universidad Brown y la Escuela de Teatro de Moscú. Linney asegura que nunca pensó en dirigir sus pasos al cine o la televisión, medios que la intimidaban. Pero este año su carrera no ha podido ser más prolífica y su trabajo se ha extendido también a The house of mirth, una adaptación de la obra de Edith Wharton en la que comparte reparto con Gillian Anderson.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 26 de julio de 2001.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50