Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La conflictividad laboral sube un 11% pero sobre todo en el sector privado

En 2000 aumentó el número de huelgas, pero disminuyó un 72% las jornadas no trabajadas

La evolución de la conflictividad laboral en Euskadi arroja una de cal y otra de arena. Por un lado, los conflictos colectivos sólo desembocaron en el cierre patronal de una empresa el año pasado, frente a los tres que se registraron en 1999. Además, las huelgas, la máxima expresión de desencuentro entre comité de empresa y dirección, apenas aumentaron. En 2000 se contabilizaron 169 paros, -un 5% más que en 1999-, que secundaron 43.710 trabajadores. Como media, el 45,1% de las plantillas de las empresas donde se convocaron huelgas no acudieron al centro de trabajo.

Sin embargo, el número de jornadas no trabajadas, el principal indicador de la conflictividad, cayó sustancialmente, según destaca el informe Negociación colectiva y Conflictividad Laboral que elabora anualmente el Consejo de Relaciones Laborales. Se dejó de trabajar 185.840 días en diferentes empresas, un 71,2% menos que el año anterior. Y es que en 1999 la huelga general por las 35 horas semanales y el salario social disparó las estadísticas.

Sector industrial Por sectores, sigue siendo el industrial el de mayor conflictividad, en donde se produjeron el año pasado el 57,4% de las huelgas registradas. Siguiendo con los máximos, las empresas siderometalúrgicas fueron las que más conflictos registraron el pasado año, mientras las madereras fueron las que más jornadas no trabajadas aportaron al cómputo global (44,1%).

De nuevo, en 2000 la negociación de los convenios fue el principal motivo de las huelgas, absorbiendo el 38% de los paros y el 73,5% de las jornadas no trabajadas. Por este motivo también fueron a la huelga los trabajadores de la industria de la madera de Vizcaya, que mantuvieron 21 días de paro.

También se incrementaron los conflictos colectivos presentados ante la autoridad laboral, siguiendo la tendencia ascendente de los últimos años. En 2000 se registraron 277 conflictos oficializados entre plantilla y dirección en las empresas, en los que se vieron involucrados un total de 84.542 trabajadores, lo que supone un 10,8% más que el año anterior.

El promedio de empleados afectados por cada conflicto colectivo también experimentó un aumento, de 166 en 1999 a los 305 del pasado ejercicio. El tiempo de trabajo (la jornada) originó el 26% de los conflictos, colocándose como la primera causa de conflictividad, seguida de los salarios.

Como positivo, cabe destacar el fuerte aumento de los conflictos resueltos mediante el Preco, un sistema de mediación previo a la vía judicial que se comprometieron a priorizar los sindicatos y la patronal en el seno del CRL en febrero del año pasado. El año pasado, el 80% de los conflictos entre empresas y trabajadores (222) se resolvieron a través de este sistema de arbitraje, frente al 45% de 1999 y el 41% del año anterior.

El informe del Consejo de Relaciones Laborales constata también otras tendencias. Entre ellas, la disminución de la conflictividad laboral en el sector público. En la administración, instituciones y empresas públicas los enfrentamientos colectivos entre dirección y plantilla han ido perdiendo peso, en una tendencia a la baja que comenzó en 1998. Sólo el 25% de las 163 huelgas celebradas en 2000 afectó al ámbito público de la economía.

En concreto y por este orden, los paros se registraron en los centros de Renfe, en Correos y Telégrafos y en la Inspección de Trabajo. Los trabajadores de la Administración general vasca también fueron a la huelga para protestar por la oferta pública de empleo para los interinos y los de la Administración también convocaron paros por la subida salarial. Sólo 22 de los 277 conflictos oficializados se dieron en el ámbito público. Las empresas privadas fueron así, un año más, el sector donde más huelgas y conflictos se registraron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de julio de 2001