Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol admite que la policía pudo cometer 'fallos' el domingo, pero defiende su actuación

La Generalitat pone en duda la oportunidad de la carga en la plaza de Catalunya

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, se refirió a la carga policial del domingo respondiendo a una interpelación de Rafael Ribó, de Iniciativa per Catalunya-Verds (IC-V), durante la sesión de control parlamentario de ayer. Ribó calificó de 'injustificable y desproporcionada' la actuación policial y censuró que los incidentes sirvieran, en su opinión, para 'criminalizar a los grupos antiglobalización'.

Pujol replicó al líder ecosocialista que la posición de la Generalitat 'no ha sido muy diferente' de la del socialista Joan Clos, alcalde de Barcelona, que avaló la operación policial, y recordó a Ribó que Iniciativa forma parte del equipo de gobierno municipal.

Según el presidente de la Generalitat, 'de entrada no es bueno culpar a la policía', y tampoco 'que se diga que ha habido una provocación'. Sin embargo, recordó que pese al carácter 'legítimo y pacífico' de la manifestación de Barcelona, esa convocatoria provocó tanta inquietud que el Banco Mundial decidió suspender la conferencia prevista.

Fuentes del Departamento de Interior de la Generalitat también cuestionaron ayer la actuación de la policía, que toleró destrozos a una minoría desgajada de la marcha y en cambio cargó al final de la manifestación. Las mismas fuentes rechazaron tajantemente que fueran los agentes los que provocaron los altercados, pero consideraron equivocada la forma de actuar de la policía en la plaza de Catalunya.

El parecido con Euskadi Mientras tanto, la delegada del Gobierno en Cataluña, Julia García-Valdecasas, comparó ayer la lucha callejera del País Vasco con la de los grupos radicales que actuaron en la marcha antiglobalización, informa Lluís Visa. García-Valdecasas dijo que esos incidentes obligan a una reflexión y a un pacto social 'para marginar y condenar a todos los grupos que practican la violencia y que aprovechan cualquier oportunidad para hacer destrozos y romper la convivencia'. Ayer aparecieron pintadas insultantes ante la vivienda de un inspector de policía del barrio barcelonés de Gràcia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de junio de 2001