Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Destruidas 21 biopsias en una huelga en el hospital Clínico de Barcelona

Un piquete retuvo al gerente en un despacho

La destrucción de las muestras para biopsias es, según la dirección del centro, una muestra de la virulencia de algunos huelguistas del hospital, que intentan paralizar la actividad del centro desde hace tres meses. Las protestas, que sólo son secundadas por un 10% de la plantilla del centro sanitario, se han radicalizado esta semana, cuando los enfrentamientos entre los huelguistas y el resto del personal se han convertido en una constante.

Los sindicatos UGT y Comisiones Obreras, que no secundan el paro, condenaron ayer el vandalismo que se ha apoderado del centro y acusaron a los huelguistas de proferir amenazas y coaccionar a los trabajadores que se han sumado al convenio colectivo acordado con la dirección del centro.

Desde el pasado lunes, varios grupos de personas y piquetes incontrolados han irrumpido en el interior del centro hospitalario lanzando petardos e incluso bombas de humo. Según la dirección del centro, una de estas bombas fue lanzada en la planta de enfermos cardiorrespiratorios, lo que en opinión del gerente, Joan Grau, constituye 'un acto muy grave'.

Ayer a mediodía, el propio gerente del hospital y parte del equipo directivo tuvieron que permanecer encerrados en sus despachos durante dos horas mientras unos cincuenta huelguistas bloqueaban las entradas y salidas de la planta en la que se encuentra la gerencia. Según Grau, los manifestantes intentaron ocupar los despachos, pero el servicio de seguridad lo impidió.

Desde el pasado lunes, la dirección ha presentado cuatro denuncias por coacciones y actos vandálicos dentro del hospital, cuyos pasadizos están repletos de pintadas y mobiliario destrozado. Grupos de incontrolados han accedido a algunos despachos y han destrozado ordenadores rociándolos con extintores de incendios. Asimismo, varios escáneres han aparecido boicoteados, igual que la red telefónica de determinados puntos del hospital.

Un representante del comité de huelga negó ayer todas las acusaciones efectuadas por la dirección del centro y afirmó: 'Ningún huelguista ha provocado los destrozos'. Este representante, que puso en duda la veracidad de los hechos denunciados por la dirección, reconoció que 'el comité no puede controlar todo lo que sucede en el hospital'. 'Siempre puede haber grupos de incontrolados', afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de junio de 2001