Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

El presidente de La Rioja ve un 'cambio de actitud' en la llamada de Ibarretxe

El 'lehendakari' se solidariza con los logroñeses

El lehendakari en funciones trasladó al presidente riojano su solidaridad con los logroñeses y su pesar por este atentado 'que ha afectado de lleno al pueblo de La Rioja, con el que tan buenas relaciones de vecindad ha mantenido tradicionalmente el pueblo vasco'. Sanz, tras expresar en nombre de su Gobierno su más 'profunda indignación' por el atentado, calificó la llamada de Ibarretxe de 'muy positiva' y deseó que marque el comienzo de 'unas buenas relaciones entre ambas comunidades'.

Desde el PNV, su portavoz, Joseba Egibar, vaticinó que ETA terminará 'no sólo abandonada y despreciada sino como una organización exclusivamente integrista', mientras que el secretario de organización de Eusko Alkartasuna, Rafa Larreina, opinó que el atentado 'viene a subrayar el desprecio de ETA a la voluntad' de los vascos e instó a la banda terrorista a que desaparezca.

El ministro de Exteriores, Josep Piqué, resaltó que 'la solidaridad internacional con España es total y absoluta' y que ETA no logrará nunca sus objetivos.

El PP de La Rioja destacó que de nuevo se ha puesto de manifiesto 'la cobardía de los violentos' al tiempo que instó a los ciudadanos a expresar con contundencia su repulsa a ETA.

Los socialistas riojanos exigieron a Ibarretxe que 'cumpla su compromiso de intentar acabar con ETA' y al igual que sus correligionarios de Euskadi y el resto de España, animaron a mantener la firmeza ante los terroristas. Y el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, insistió en la necesidad de 'fortalecer la unidad' contra el desprecio de ETA por la democracia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de junio de 2001