Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tribunal belga declara culpables de genocidio a dos monjas ruandesas

Un tribunal de Bruselas declaró esta madrugada culpables a cuatro ruandeses, entre ellos dos monjas benedictinas, de haber participado en el genocidio cometido en Ruanda en el año 1994. Un jurado popular dictó sentencia, después de responder positivamente a la mayoría de las 55 preguntas sobre la culpabilidad de los acusados, dos de los cuales son monjas católicas.

El jurado tiene previsto reunirse hoy para deliberar sobre las penas para los procesados, quienes se arriesgan a cadenas perpetuas por la gravedad de los delitos que se les imputan, entre ellos el de delatar a personas que después fueron asesinadas.

El juicio comenzó hace ocho semanas en el tribunal de Bruselas, en virtud de la disposición legal que faculta a la justicia belga a ampliar su jurisdicción a cualquier delito contra los derechos humanos. Vincent Ntezimana, profesor universitario, de 39 años, Alphonse Higaniro, ex ministro y empresario, de 51 años, Consolata Mukangango (hermana Gertrudis) y Julienne Mukabutera (hermana Kizito), religiosas benedictinas de 42 y 36 años, respectivamente, son los cuatro condenados. Todos proceden de la región sureña de Butare.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de junio de 2001