Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los inmigrantes que se encerraron en iglesias convocan nuevas protestas para el mes de junio

Los 'sin papeles' advierten que la situación puede 'reventar' si no son regularizados

La plataforma de los sin papeles, que en enero y febrero encabezó el encierro de unos 800 inmigrantes en varias iglesias de Barcelona, salió ayer de nuevo a la luz pública, y lo hizo para atacar a todas las administraciones. Las acusa de haber incumplido los acuerdos que pusieron fin a los encierros y les recuerda que sólo 200 de las 950 solicitudes de regularización presentadas por los encerrados han conseguido un resultado positivo gracias a la revisión de oficio de las mismas.

Los inmigrantes acusan a la Delegación del Gobierno de haber detenido y acosado a varios inmigrantes por haber participado en los encierros. Los sin papeles también culpan a la Generalitat de no haberles facilitado los cursos de formación que les prometió, mientras que al Ayuntamiento le critican no haber solucionado el problema de la vivienda. La Plataforma de apoyo a los Sin Papeles recuerda que el plazo para cumplir los pactos expira el 5 de junio y advierte que, después, la situación puede 'reventar'.

El primer fin de semana de junio la plataforma organizará una acampada al aire libre para protestar por el incumplimiento de los acuerdos. La protesta se realizará ante la Delegación del Gobierno, en el Pla de Palau.

En este mismo punto, cientos de inmigrantes continuaban haciendo cola ayer para conseguir un permiso de trabajo tras la extensión de un falso rumor que les prometía mayores facilidades para regularizarse en Barcelona. A las 6.15, uno de los que aguardaban turno resultó herido de gravedad con una arma blanca durante una pelea con un grupo de personas que también esperaban. Las riñas en este lugar se han convertido en habituales en los últimos días, puesto que algunos esperan hasta 36 horas para conseguir turno. El presidente de IC-V, Joan Saura, denunció ayer el 'trato indigno' que el Gobierno dispensa a los inmigrantes.

Por otra parte, los Mossos d'Esquadra localizaron en la madrugada de ayer a un inmigrante indocumentado que viajaba escondido en los bajos de un camión ruso. Este hombre, que hablaba un dialecto supuestamente árabe, se escondía en el cuarto eje de las ruedas de un semirremolque. Los mossos advirtieron la presencia del hombre en la parte baja del vehículo a la una de la madrugada durante un control rutinario en la autopista A-7, a la altura de Montornès del Vallès. La policía identificó a los dos ocupantes de la cabina del camión, de nacionalidad rusa, mientras que el inmigrante que viajaba en los bajos fue entregado a la Guardia Civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de mayo de 2001