Marbella cede el cobro de licencias a la Diputación

El Ayuntamiento de Marbella, que preside Jesús Gil, aprobó ayer la cesión al Patronato de Recaudación de la Diputación de Málaga del cobro de las tasas e impuestos por licencias de obra. El organismo adelantará 4.200 millones de pesetas por la gestión anual de esta tasa urbanística, a razón de 350 millones mensuales. El acuerdo, que ya fue aprobado inicialmente el jueves por la comisión municipal de Hacienda, contó ayer con los votos a favor del GIL, PSOE y PA, y la abstención del PP.

Los populares dudan que el consistorio haya hecho una previsión realista, dado que el equipo de gobierno ha basado sus cálculos en las obras autorizadas en los tres últimos ejercicios. 'O se ha sobrevalorado el cálculo de recaudación y nos vamos a ver abocados a hipotecar los ingresos del año que viene, o se piensa seguir manteniendo el mismo ritmo desenfrenado de licencias', señaló la concejal del Partido Popular, Francisca Caracuel.

También la portavoz socialista, Isabel García Marcos, cuestionó la exactitud de los datos municipales. '¿Cómo es posible que sepamos la tendencia de la recaudación si las últimas cuentas que se conocen son las de 1997?, dijo'. El GIL sostiene que la base del anticipo ha sido propuesta por los propios técnicos del Patronato de Recaudación, que hasta ahora se encargaban del cobro de los impuestos del IBI, IAE, de la tasa de recogida de basura y el impuesto de vehículos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de mayo de 2001.