Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las autoridades francesas estudian anular el concurso de telefonía UMTS

La autoridad francesa encargada de regular las telecomunicaciones (ART) está considerando la anulación del proceso de adjudicación de licencias telefonía móvil de tercera generación (UMTS), tras el descubrimiento de defectos jurídicos de procedimiento. Esa decisión enfrentaría al regulador con el Gobierno, que esperaba convertir las cuatro licencias de UMTS en una mina de oro para el Tesoro y se vería enfrentado a un problema presupuestario.

El operador público France Télécom y Cegetel (que forma parte del grupo Vivendi Universal) se mantienen en la carrera por las licencias de la telefonía 3G, después de las renuncias de Bouygues Telecom y de Suez, este último aliado a Telefónica, a causa de las fuertes inversiones necesarias.

Las adjudicaciones de las dos licencias con aspirantes debería producirse el próximo día 31 pero, según Le Monde, la ART se ha planteado la anulación. Tras las enormes sumas pagadas en Reino Unido (6,3 billones de pesetas) y Alemania (8,4 billones), el Gobierno francés convocó su propio procedimiento al precio de 4.950 millones de euros (823.000 millones de pesetas) por licencia cuando las operadoras habían entrado en dificultades financieras a causa de lo pagado antes. La anulación del proceso permitiría corregir los precios en Francia y evitar más problemas a las operadoras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de mayo de 2001