Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Birmajer narra una historia de amor y muerte en tiempos de montoneros

'Tres mosqueteros' mezcla el amor, el sexo y la amistad con la intriga

Javier Mossen, un periodista escéptico que intenta pasar inadvertido en la redacción, tiene que hacer una entrevista a Elías Traúm, un judío argentino que regresa a su país tras más de 20 años de ausencia. Era uno de los tres mosqueteros, tres chicos judíos, amigos inseparables, y el único que sobrevivió. Los otros dos, que se hicieron montoneros, murieron durante la dictadura.

Apenas llegado Traúm al aeropuerto de Eceiza, en Buenos Aires, empieza el peligro y la amenaza, una amenaza que surge del pasado, de los oscuros años de la represión. Mossen, el descreído, se va implicando en la historia de Traúm, en sus secretos, en los de los amigos muertos. Lo que va desvelando es una historia de amor y sexo, sexo duro, de los mosqueteros con una joven argentina que se hizo judía y marxista. El paisaje de fondo es la dictadura. 'Se ha hecho hincapié en el tema de la dictadura en mi novela, pero el escenario político es intercambiable, podría haber pasado en cualquier otra dictadura. Lo que permanece es la historia de amor y de muerte', explica Birmajer. 'Creo que lo novedoso de la novela es el punto de vista, cínico pero comprensivo, descarnado y al mismo tiempo con la levedad del humor del protagonista'.

Ese punto de vista del que habla Birmajer se refiere 'al problema de los judíos y de la izquierda, que en muchos casos les llevó a conductas autodestructivas'. 'Es imposible ser argentino, judío y marxista. Puede ocurrir en la vida, pero eso no quita que sea imposible. Puedes tener voluntad de cambio, de mejorar la situación, pero creo que hay una contradicción entre el marxismo y el judaísmo'.

Birmajer se muestra muy crítico con el movimiento Montonero. 'Tenía un fuerte componente autodestructivo'. Birmajer trata con aparente ligereza y de manera muy ágil estos temas. 'Uno tiene que confiar en su talento y no estar muy seguro de él. De lo que uno se tiene que preocupar es de escribir una novela con una estructura que al lector le resulte amable. Aspiro a que mis novelas tengan las bromas secretas de las telenovelas y el premio a la trascendencia de las grandes novelas'.

'No sabría decir si Tres mosqueteros es una novela de suspense, una novela de espías o una novela de amor. Con toda humildad y con toda vanidad, pienso que es una pequeña historia con todo el rigor de la literatura, narrada en forma clásica, con un comienzo, un desarrollo y un final, y que no tiene un género'.

Marcelo Birmajer se gana la vida al 60% con sus libros, en especial con los juveniles, y al 40% con el periodismo. Tres mosqueteros es uno de sus libros que han circulado boca a boca incluso antes de que se publicase en España. Después del verano aparecerá Historias de hombres casados (Alfaguara).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de mayo de 2001