Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El quinto acuerdo de concertación social apuesta por la mujer y las nuevas tecnologías

El pacto de la Junta, los empresarios y los sindicatos entra en vigor la próxima semana

Las políticas activas de empleo protagonizan el primer capítulo de las 128 páginas que componen el texto de la nueva concertación social. Actuaciones para fomentar la contratación, con subvenciones a los empresarios que van de las 400.000 pesetas a un millón, centran el objetivo marcado por Junta, sindicatos y empresarios, para incrementar la creación de empleo. Sin embargo, los mayores esfuerzos se centrarán en solventar los problemas que tienen las mujeres para ser contratadas. Con el fin de convencer a los empresarios de las ventajas de la mano de obra femenina, las subvenciones para los contratos femeninos se incrementan en un 40%. Asimismo, como novedad, se establece el programa Mujer y Empresa, dirigido a apoyar iniciativas empresariales de mujeres, que podrán contar con asesoramiento y asistencia técnica, apoyos económicos, seguimientos y tutorías.

Otra de las apuestas será el modelo de contratación fijo-discontinuo, con ayudas de hasta 600.000. El secretario general de CC OO Andalucía, Julio Ruiz, se muestra convencido de que 'se puede dotar de estabilidad al empleo estacional' existente en sectores como Turismo o Agricultura.

La potenciación del autoempleo también será clave en la lucha contra el paro. El apoyo al empleo autónomo contará con incentivos que oscilarán entre las 500.000 y el millón de pesetas, dando prioridad al autoempleo femenino, que contará con las ayudas más altas. Préstamos, asistencia técnica y subvención a la primera contratación que realice el trabajador autónomo, que podrá obtener hasta 600.000 pesetas, completan este apartado.

Otro de los ejes de la concertación social es el apoyo al tejido productivo andaluz y facilitar el nacimiento de empresas.

Aquellas empresas que atraviesen un periodo de crisis contarán con una línea de ayudas. Para acceder a ellas deberán diseñar un plan de viabilidad consensuado con los representantes sindicales y empresariales.

Las pequeñas y medianas empresas (Pymes) serán las más beneficiadas por el pacto tripartito, ya que aglutinarán la mayor parte de las ayudas. Se establecerán instrumentos financieros para la creación y el desarrollo de la actividad empresarial de las pymes, que verán agilizados los requisitos administrativos que se les exige. Para ello este mismo año se pretende que esté en pleno funcionamiento la Red de Oficinas de Respuesta Unificada, organismo encargado de facilitar las relaciones administrativas de las empresas con la Junta.

Tratamiento especial tendrán aquellas pymes que opten por el uso y el aprovechamiento de las nuevas tecnologías. Con este fin se establece un conjunto de actuaciones, incluyendo ayudas financieras, para desarrollar el comercio electrónico, la creación de empresas vinculadas a las tecnologías y facilitar el acceso a Internet de las empresas.

Otra de las novedades es la inclusión de la figura del trabajador inmigrante en el marco de la concertación. Se creará una comisión para evitar situaciones de desajuste entre oferta y demanda de empleo, al igual que se potenciará la contratación en origen de los trabajadores temporeros. Con ello 'se pretende tener mayor participación en la regulación' de la mano de obra inmigrante y evitar que empresarios 'sin escrúpulos se aprovechen de ellos', indicó Julio Ruiz.

El último capítulo del acuerdo está dedicado a la aplicación de medidas para frenar la siniestralidad laboral, aspecto que provocó la ruptura de las negociaciones el pasado mes de febrero. Para combatir los accidentes laborales se creará el Instituto Andaluz de Riesgos Laborales, que contará con el apoyo de coordinadores de prevención. Asimismo, se excluirá de la contratación pública de la Junta a aquellas empresas que no cumplan con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, especialmente en lo relativo a diseñar sus propios planes de prevención, tal y como establece dicha normativa. CC OO cree que este acuerdo será un instrumento importante para combatir el drama humano, familiar y económico de los accidentes laborales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de mayo de 2001