Cine | PANTALLA INTERNACIONAL

Homenajes indirectos para Rivette y Godard

Sobre la selección oficial francesa recae la obligación de hacer olvidar los rechazos de Eric Rohmer y de Jean Pierre Jeunet. Para Jacques Rivette y Jean-Luc Godard, invitados con Va savoir y Eloge de l'amour, el reto tiene un significado menor. Los dos han cumplido los 70 años, ambos no tienen nada que demostrar y los dos reciben en su persona una especie de homenaje indirecto a los 50 años de la revista Cahiers du Cinéma. Tanto Jacques Rivette como Jean-Luc Godard se encuentran entre lo mejor que Francia ha aportado a la cinematografía mundial en el último medio siglo.

Para Catherine Corsini y su La répétition, Cédric Kahn y Roberto Succo, y François Dupeyron, con La chambre des officiers, la situación en que les han colocado los seleccionadores de la presente edición del Festival de Cannes es, en cambio, muy incómoda. Pero estas representan batallas de nombres, de prestigio. La de las entradas, la del público, la de la industria cinematográfica, dependen tanto del talento de los cineastas como de la estructura económica del sector. Y ésta cambia.

Más información

La fusión Canal Plus Francia y Vivendi inquieta, como inquieta la concentración de la propiedad de los circuitos de exhibición. El problema de los carnés que permiten un número ilimitado de proyecciones mensuales también es real, pues se eleva a 300.000 el número total de espectadores que lo poseen. La fiscalidad, los derechos de autor, la ayuda misma a la producción no sabe cómo adaptarse a lo que representa el nuevo tipo de espectador de cine, un espectador que suele hacer zapping entre las distintas salas de los multicines.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de mayo de 2001.