Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un concejal de Tortosa deja el PP para oponerse al Plan Hidrológico

Las aguas del Ebro bajan turbias y parece que sólo es el comienzo. El conflicto por el Plan Hidrológico Nacional (PHN) no ha situado únicamente en el punto de mira a los concejales y cargos electos de CiU en la zona, sino que también ha salpicado al Partido Popular (PP). El tercer teniente de alcalde de Tortosa (Baix Ebre), Josep Maria Franquet, hizo ayer oficial su abandono de la disciplina popular e inaugurará el Grupo Mixto para poder oponerse al Plan Hidrológico. Es el primero, pero puede que no sea el último. El detonante fue el pleno municipal que el pasado lunes celebró el Ayuntamiento de Tortosa, donde el PP forma parte del gobierno dirigido por el PSC. El pleno apoyó, con el respaldo de CiU y el PP, dos mociones contrarias a la actuación de las plataformas antitrasvase.

No obstante, a la sesión acudieron sólo tres de los seis concejales del PP. Uno de los ausentes fue precisamente Josep Maria Franquet, que se ha opuesto siempre al trasvase y que en las pasadas elecciones municipales fue el candidato conservador a la alcaldía de Tortosa. Por parte del PP también se ausentaron del pleno Gaspar Ricart y Ramon Cardús.

Franquet explicó ayer que su renuncia no se debe sólo a la actitud ante el Plan Hidrológico de los dirigentes nacionales y regionales del PP, sino que también se siente defraudado por sus propios correligionarios de Tortosa y del Baix Ebre. 'No me esperaba su postura [en el pleno], me pusieron en una situación insostenible', dijo. Franquet, que ha participado en las manifestaciones contra el trasvase, recordó que el PP ha roto el acuerdo de gobierno firmado con el PSC, en el que figuraba la defensa del agua como uno de sus ejes básicos.

Los dirigentes del PP en el Ebro están pasando un auténtico calvario porque deben defender ahora un trasvase que siempre han rechazado. El diputado del PP en el Parlament Josep Curto, también de Tortosa, guarda un discreto silencio, pero en dos ocasiones ha votado en conciencia en el Parlament, sin seguir la disciplina del grupo.

Terremoto político

El pase de Franquet al Grupo Mixto puede provocar un terremoto político en Tortosa: si su gesto es imitado por otros concejales del PP disconformes con el PHN, el gobierno municipal, integrado por el PSC y el PP, puede quedar en minoría.

Por otra parte, cargos electos y concejales de Convergència Democràtica (CDC) en las comarcas del Ebro volvieron a expresar en el consejo nacional del partido que, en su opinión, las visitas que vienen realizando con insistencia los consejeros y el propio presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, son contraproducentes para los intereses de la coalición. A su huicio, estos actos empujan a las plataformas antitrasvase a convocar nuevas movilizaciones que desgastan a CiU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de mayo de 2001