LA PRECAMPAÑA ELECTORAL VASCA

El PNV propone un pacto de convivencia sin renunciar al propósito de autodeterminación

En las 70 páginas del programa nacionalista sólo se menciona a ETA una vez

El programa de la coalición PNV-EA presentado, ayer en Vitoria en un acto presidido por el candidato a la reelección como lehendakari Juan José Ibarretxe, se ratifica en la exigencia del reconocimiento y el ejercicio del derecho de autodeterminación para el País Vasco, un planteamiento que le aleja de los partidos constitucionalistas al superar el límite del Estatuto de Gernika. Como novedad, los nacionalistas proponen en su programa a PP y PSE-EE un acuerdo destinado a determinar conjuntamente las medidas específicas que -'mediante la utilización de las herramientas del Estado de derecho'- garanticen los derechos y las libertades de los ciudadanos vascos que hoy están gravemente conculcadas por la violencia terrorista de ETA exigiendo la autodeterminación y la independencia.

Más información

El nacionalismo democrático adquiere de este modo en su programa de Gobierno el compromiso de garantizar la convivencia pacífica y la coexistencia normalizada de proyectos diferentes en una sociedad vasca que reconoce plural. Y aunque no alude a la grave situación política que vive el País Vasco, sometido a la desestabilización de la violencia etarra -sólo menciona a ETA en el breve apartado en que reclama el derecho a la vida-, propone la necesidad de un acuerdo entre los partidos políticos para determinar las medidas en defensa de los derechos y libertades que deberán ser puestas en práctica por la Ertzaintza. El programa de la coalición PNV-EA ocupa 70 páginas, que incluyen el planteamiento autodeterminista ya esbozado hace dos meses, cuando formalizaron el acuerdo de coalición. El proyecto de autodeterminación que defienden se aleja del planteamiento soberanista esbozado en el Pacto de Lizarra y se acoge al 'respeto a las instituciones y a los marcos jurídicos que hemos constituido hasta ahora por la voluntad mayoritaria de los vascos'. Un principio que tiene su enganche legal en el acuerdo sobre el derecho de autodeterminación aprobado en el Parlamento vasco en 1990. Pese a su ambigüedad a la hora de concretar los límites, PNV y EA enmarcan en su programa las transformaciones del marco político en 'las circunstancias cambiantes del proceso de construcción europea'. Incluyen también el derecho a una 'consulta popular' -eufemismo de referéndum-.Los nacionalistas plantean de este modo un nuevo modelo de autogobierno que va más lejos del Estatuto de Gernika. Lo concretó Egibar durante el acto al afirmar que 'la organización política, fiscal y económica resulta mucho más beneficiosa y eficaz si se gestiona desde instituciones que constituyen ámbito y eje de un pueblo, que formando parte o siendo periferia de otras realidades políticas que tienen otros intereses'.

Juan José Ibarretxe, junto a Gorka Knörr (EA) y Josune Ariztondo (PNV).
Juan José Ibarretxe, junto a Gorka Knörr (EA) y Josune Ariztondo (PNV).PRADIP J. PHANSE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción