Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felip Puig abandona Tortosa en medio de abucheos y gritos de 'traidor'

El consejero visitó la ciudad mientras CiU anunciaba su apoyo al PHN

El consejero de Medio Ambiente, Felip Puig, tuvo que abandonar ayer precipitadamente Tortosa después de que una veintena de miembros de la Plataforma para la Defensa del Ebro se abalanzara sobre su coche oficial con gritos de 'traidor' y 'vendido'. El consejero visitó la ciudad el mismo día que el portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Xavier Trias, anunció en Madrid el voto favorable de la coalición al Plan Hidrológico Nacional.

Puig permaneció cerca de 10 horas en Tortosa, donde explicó a los representantes de diversas entidades del delta las líneas básicas del acuerdo parlamentario alcanzado entre CiU y PP sobre el Plan Hidrológico Nacional. Por la mañana ofreció una rueda de prensa y fue alrededor de las siete de la tarde cuando se marchó rumbo a Barcelona. Los miembros de la plataforma cívica antitrasvase aprovecharon este momento para mostrar su rechazo a la política de CiU mediante pancartas y sonoros silbidos que obligaron a la comitiva del consejero a dejar el lugar casi a la carrera.

Los miembros del movimiento cívico ya habían recibido al consejero con silbidos y pancartas a la entrada de la sede provisional de la Delegación del Gobierno. La plataforma reavivaba así un severo marcaje a los altos cargos del Ejecutivo catalán, que estos días han iniciado un nuevo desembarco político en la zona.

Hoy mismo el conseller en cap, Artur Mas -quien ya vivió una situación parecida a la que experimentó ayer Puig-, estará en Amposta. El titular de Sanidad, Eduard Rius, viajará a Tortosa y el presidente Jordi Pujol tiene aununciada una visita a Gandesa (Terra Alta) la próxima semana. La plataforma ya ha anunciado que organizará protestas coincidiendo con la visita de Pujol.

A pesar del recibimiento de ayer, Puig intentó mostrar voluntad de diálogo e hizo un hueco en su agenda para reunirse con representantes de la plataforma. El breve contacto fue un diálogo de sordos y únicamente sirvió para que se oyeran 'expresiones muy duras', según reconoció un portavoz de la entidad. La plataforma ha convocado para el sábado una asamblea intercomarcal en Tortosa, la tercera en los últimos seis meses, para concretar las movilizaciones destinadas a paralizar el plan del ministro Jaume Matas mediante recurso ante la Unión Europea.

Pero el descontento no se limitó sólo a la plataforma. Los sectores sociales con los que se entrevistó Puig durante la mañana- agricultores, pescadores y cooperativistas arrocerros y oleícolas, entre otros- tampoco se mostraron convencidos con las tesis del consejero, empeñado en asegurar que las 26 enmiendas presentadas por CiU al PHN y que han sido aceptadas por el PP garantizan la conservación del delta. Puig hizo especial hincapié en la enmienda que prevé la creación de un consorcio para gestionar las obras que asegurarán la pervivencia del delta y la que prevé un estricto control del régimen hídrico del río.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de abril de 2001