Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maragall nombra a Nadal consejero jefe de su gobierno alternativo

Ayer se cumplían 22 años de la elección de los alcaldes surgidos de las primeras elecciones municipales democráticas celebradas tras el franquismo, las de 1979. El azar quiso que la efeméride coincidiera con el anuncio de que uno de los pocos alcaldes que permanece desde entonces en el cargo, Joaquim Nadal, será nombrado consejero jefe en el gobierno alternativo que ha formado el líder de la oposición socialista, Pasqual Maragall.

La decisión de Maragall tiene, sobre todo, carácter simbólico. El presidente Jordi Pujol nombró en enero un conseller en cap, Artur Mas, en el Gobierno de la Generalitat, y para dar adecuada réplica a este último, Maragall ha nombrado a Nadal. Él se reserva para dar la réplica a Pujol.

Éste no es el único aspecto simbólico del nombramiento, que Maragall piensa hacer efectivo el próximo martes. El líder de la oposición socialista ha notificado esta decisión a los otros dos grupos parlamentarios con los que en la próxima legislatura aspira a formar una mayoría que a veces califica como de centroizquierda y a veces como izquierda plural. Según explicó, tanto Esquerra Republicana como Iniciativa-Verds acogieron bien su decisión.

Maragall anunció también ayer que la semana próxima presentará una proposición de ley para regular el cargo de consejero.Pujol creó el puesto por medio de un decreto. Desde que Pujol hizo el nombramiento de Mas, Maragall no cesa de criticar que el decreto no delimita las funciones entre el Presidente y el conseller en cap. Ayer reiteró que en realidad no se sabe qué es atribuible al Presidente y qué al conseller en cap. Esa confusión va en detrimento, dijo, del control que la oposición debe ejercer.

La proposición de ley que Maragall presentará contendrá una distribución de funciones que aclarará las indefiniciones actuales. Maragall es consciente de que Pujol no desea que el líder de la oposición le reparta la tarea con Mas y que, por lo tanto, lo más probable es que el proyecto no prospere. Puede que no se apruebe en esta legislatura, 'pero algún día será ley', dijo refiriéndose a la próxima.

De Vehí vuelve a perder

Maragall pretende lograr, no obstante, que algunas propuestas de su programa se conviertan en realidad en esta legislatura. Ahora ha puesto su empeño, en particular, en la descentralización de la Generalitat mediante la creación de siete regiones administrativas, o veguerías. Ayer se entrevistó con Pujol, en el despacho de éste en el Parlament, para intentar convencerle de la necesidad de esta reforma de la Administración catalana. No lo logró, según dijo tras la entrevista. Como tampoco logró acordar con Pujol una propuesta que permita superar el bloqueo de la Sindicatura de Cuentas, que ayer rechazó nuevamente la candidatura de Montserrat de Vehí para el cargo de Síndica Mayor. De Vehí mantiene su candidatura pese a que lleva perdidas ya 28 votaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de abril de 2001