Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONTESTADOR AUTOMÁTICO DE EL PAÍS MADRID

Agua abundante, cauce seco

- Sequedad pese a la lluvia. 'Con todo lo que ha llovido esta primavera y el invierno precedente, no me explico cómo las autoridades hidrológicas madrileñas han consentido que el cauce del río Manzanares presentara, en muchos de sus tramos, un aspecto tan seco', se lamenta Jerónimo. 'Creo que la gran cantidad de agua acumulada hubiera permitido utilizarla también para embellecer nuestra ciudad, a no ser que los responsables del asunto barajen criterios que los mortales desconocemos', añade.

- Piedras dañadas. 'Rogaría a los listos que se dedican a pintarrajear los grandes monumentos que tengan en cuenta que la piedra se daña muchísimo por su acción y que, una vez retirada la pintura, sigue erosionando el monumento durante muchos años. Espero que su vocación plástica, si tiene algo que ver con el arte, se acuerde de que esas pinturas destrozan la piedra', pide un lector.

- Canes y rosas. 'Echo de menos la exposición canina que antes se montaba anualmente en el parque del Retiro y que contaba con gran prestigio, lo mismo que la de rosas en la Rosaleda', dice Lucía. 'Desconozco si se siguen montando o no, pero, en cualquier caso, es todo un síntoma que una persona que sigue esa información no la encuentre', se queja.

- Demasiada centralización. 'Quisiera que los transportes en Madrid no estuvieran tan centralizados sobre la capital y que existieran líneas radiales, que conectaran las grandes poblaciones de la Comunidad entre sí, sin cruzar por la gran ciudad', plantea Anastasio.

- Sevicias. 'No hay derecho a las sevicias administrativas y notariales que emplean los caseros inescrupulosos para desalojar de sus viviendas de alquiler a las personas mayores', afirma Asunción. 'Es una actitud muy cobarde ensañarse con personas mayores, para las cuales cualquier amenaza sobre el lugar que ocupan se convierte en un auténtico ataque sobre su identidad personal, ya que suele ser gente que lleva décadas viviendo en los mismos sitios. Además', agrega, 'para una persona de edad plantearse un traslado a otro sitio, desconocido, es un trance muy grave, que genera mucho dolor. Lo digo por experiencia', subraya.

- Cumplan. 'Me dirijo a este contestador para pedir que las obras que se emprendan estos días de vacaciones culminen cuando éstas hayan terminado', solicita Marcos, 'porque siempre solemos sufrir demoras en las reparaciones que en estas fechas se emprenden y cuyos plazos no se cumplen'.

- Abuso de vados. 'Considero abusiva la proliferación de los carteles de vados permanentes que impiden el estacionamiento de automóviles o motocicletas en miles de parajes abandonados', se lamenta Óscar. 'Muchos de esos vados carecen de utilidad y, si se procediera a revisarlos con atención, estoy seguro de que los madrileños recuperaríamos mucho espacio para estacionar nuestros vehículos, sin tener que angustiarnos ante la grúa'.

- Por un centro turístico. 'Creo que Madrid merecería, por la cantidad y la calidad del turismo que recibe, un centro turístico multinacional que brindara a los visitantes todo tipo de información y de servicios', señala Ana. 'En España, en general, y en Madrid, en particular, hay una tradición de acogida que facilitaría las cosas, y, últimamente, la vocación emprendedora de algunos empresarios y la necesidad de trabajo para los jóvenes podrían hacer viable y rentable este tipo de negocio, trazado sobre las necesidades de los visitantes con las posibilidades de dotaciones de la región', destaca.

- Escasean los alergólogos. 'Es increíble lo difícil que resulta encontrar especialistas en alergia en centros públicos de Madrid', se lamenta Juana. 'Ya no se trata de enfermedades raras, sino de fenómenos bien conocidos. No me explico cómo no se dota de más especialistas de esta disciplina a los centros públicos de Madrid', expone un ciudadano.

- Gregarismo. 'Me fastidia sobremanera la vocación gregaria de muchas personas que, aunque nadie se lo pida, forman colas sin venir a cuento y sin que exista necesidad alguna de ello', advierte Pedro. 'En Madrid tenemos esa costumbre y no solemos utilizar el ingenio para evitar manifestaciones tan propias de rebaños', añade.

- Primavera, belleza y depresión. 'La primavera es una etapa del año muy bonita, pero, desde el punto de vista psicológico, viene acompañada de muchas depresiones', recuerda Julián. 'Les telefoneo para advertir a la gente de que muchas de las depresiones que ahora se sufren tienen mucho que ver con la estación del año en la que vivimos, más que con los problemas personales que podamos padecer', y sentencia: 'Hay que tenerlo en cuenta, para evitar que el ánimo nos traicione'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de abril de 2001