Entrevista:YEVGUENI KISELIOV | DIRECTOR SALIENTE DE NTV

'El asalto a la NTV es un encargo del 'zar' Putin'

Yevgueni Kiseliov insiste en que sigue siendo el jefe de la NTV, a pesar de que una junta general de accionistas, convocada el martes por Gazprom y que él considera ilegal, nombró una nueva cúpula. En su opinión, el asalto del monopolio del gas a la única cadena de televisión crítica con el Kremlin responde a un 'encargo del zar', y Alfred Koj, nuevo presidente del consejo de directores, no es sino 'un juguete en manos del líder del Kremlin'.

Kiseliov, de 44 años, encontró un hueco en su frenética jornada de ayer para conversar con el corresponsal de EL PAÍS en su despacho de la sede central de la NTV.

Pregunta. Usted dice que la junta en la que se nombró al nuevo equipo directivo de la NTV fue ilegal, pero, ¿no es cierto que el grupo norteamericano Capital, que tiene el 4,4% de las acciones, dio la mayoría a Gazprom?

Más información
Los periodistas de la televisión privada rusa se atrincheran para rechazar el control del Kremlin
Fracasa la negociación entre los periodistas de la NTV y la nueva dirección de la cadena rusa
La nueva dirección de la NTV toma el control de la única cadena rusa de oposición
El Kremlin da la puntilla al grupo de Gusinski al cerrar el diario 'Segodnia'

Respuesta. Capital ha informado a nuestros abogados de que sus representantes no participaron en la reunión ni autorizaron a votar en su nombre al Bank of New York, aunque éste sí estuvo en la junta.

P. ¿Cómo harán frente a esta crisis?

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

R. Seguiremos operando en régimen de protesta, emitiendo únicamente los informativos. Y recurriremos ante los tribunales.

P. Alfred Koj, nuevo presidente de la junta de directores de la cadena, dice que está dispuesto a trabajar con usted.

R. Pero yo no quiero trabajar con él. Ni siquiera le daré la mano. Antes, este gesto se consideraba peor que una bofetada, pero a Koj se le ha atrofiado la vergüenza. Peor para él. No se debe negociar con chantajistas, ni con terroristas.

P. ¿Quién tiene la culpa de lo que ocurre, Koj o Putin?

R. Koj es un juguete en manos de Putin, o ni siquiera eso, sino en las de Mijaíl Lesin, el ministro de Información. Cuando se negoció el llamado Acuerdo Número 6 , Lesin le trataba como a un siervo y le dijo varias veces: 'Cállate y no te metas en lo que no entiendes'.

P. ¿Qué pasará si Koj y Borís Jordan vienen aquí a tomar el control?

R. No podrán dirigir la NTV sin sus periodistas. Se dice que ya están creando estudios paralelos e incluso preparando a esquiroles, pero si hacen nuevos programas, incluso con los mismos títulos, ya no será la NTV. Todo el mundo se dará cuenta de la censura política. Y eso significaría que, antes que trabajar de periodista en Rusia, sería mejor vender salchichas. Ni siquiera estoy seguro de que, después de eso, mereciese la pena seguir viviendo en este país.

P. ¿Qué hará si Jordan se le presenta en este despacho y le dice: 'Por favor, levántese; ése es mi sillón'.

R. Dicen que su bisabuelo fue ministro zarista, pero no sé si su educación y su conciencia le permitirían ocupar mi despacho, con las fotos de mi familia y mis objetos personales. Aunque creo que él y Jordan tienen atrofiado el órgano que rige la honradez. Si me obligan, me iré al despacho de al lado. Si no dejan entrar en el edificio, me iré a otra oficina. Pero, sea como sea, incluso por teléfono, seguiré dirigiendo la redacción.

P. ¿Qué papel juega Putin en este embrollo?

R. El asalto a la NTV es un encargo del zar Putin.

P. ¿Puede confirmar el acuerdo entre Turner y Gusinski?

R. Como accionista de Media Most tengo el compromiso de no hablar de documentos firmados que son confidenciales.

P. ¿Qué cree que decidirán los jueces españoles sobre la extradición de Gusinski?

R. El convenio europeo de extradición establece que no se debe entregar a un perseguido por motivos políticos. Y que hay un componente político en las relaciones entre Gusinski y la fiscalía lo reconoce incluso Koj.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS