_
_
_
_

Enseñanza admite que un colegio debe devolver cuotas cobradas a través de una fundación

La familia de Olot formada por Llorens Panella y Carme Grau lleva tiempo intentando, infructuosamente, que la Escuela Pía, un centro concertado, les devuelva el dinero cobrado por la escolarización de su hijo. Un centro concertado no puede cobrar ni un céntimo por la enseñanza ya que recibe subvenciones públicas. Algunos de estos centros, como la citada escuela, utilizan el subterfugio de las fundaciones para, de forma alegal, cobrar a los alumnos por la enseñanza que imparten. Hasta la fecha, lo único que ha conseguido la familia Panella Grau es que el Departamento de Enseñanza reconozca que tienen razón, pero no han recibido ni una peseta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_