Los freseros exigen ayudas al Gobierno y destruyen el 30% de la cosecha

Más de dos mil personas se manifestaron ayer por las calles de la capital onubense para exigir a la Administración central ayudas al sector fresero que, en opinión de la patronal y los sindicatos, 'se encuentra herido de muerte'. La actual campaña fresera soporta unas pérdidas de 25.000 millones de pesetas como consecuencia de los daños provocados por las lluvias y una ausencia de mano de obra para la recogida de la fruta, según denunció Freshuelva, la asociación que aglutina al 90% de los empresarios freseros.

El sector comenzó ayer a destruir el 30% de lo recogido, una medida que llevará a cabo hasta mañana sábado, para impedir la caída del precio de la fruta en los mercados internacionales. En total se tirarán casi 6 millones de kilos de fresas.

Durante la movilización los manifestantes repartieron un total de 25.000 kilos de fruta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS