Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Docentes interinos se manifiestan para pedir el cambio del sistema de acceso a la Función Pública

El colectivo denuncia que la fórmula del concurso oposición no satisface sus expectativas

Cuatro meses después de su última movilización, los docentes interinos andaluces se echaron ayer de nuevo a la calle para pedir al Ministerio de Educación que cambie el actual sistema de acceso a la Función Pública, que sólo recoge una fórmula para el acceso a la docencia, el concurso oposición. La consejera de Educación, Cándida Martínez, explicó ayer que la Junta de Andalucía ya ha presentado una proposición no de Ley, a iniciativa del PSOE, en el Parlamento andaluz para modificar esta normativa 'de manera que se establezca una especie de transitoria en la que haya un número derterminado de oposiciones donde se reconozca la experiencia de estos profesores'.

Los representantes sindicales de los interinos critican que el Real Decreto 850/93 que regula el acceso a la función pública a través del concurso oposición es 'un sistema subjetivo' que plantea pruebas 'que se apartan de los principios de enseñanza recogidos en la LOGSE y pospone la fase de concurso al último lugar', fórmula que 'no alcanzará a satisfacer las expectativas e inquietudes de este colectivo docente'. Por ello, piden al Gobierno central que deroge este decreto y lo sustituya por una nueva fórmula de acceso que tenga en cuanta la 'formación, antigüedad y experiencia de los actuales docentes interinos'. Según la Unión de Sindicatos de Trabajadores de Andalucía (Ustea) a comienzos del curso 2000-01 el número de docentes interinos asciendía en Andalucía a cerca de 18.000, cifra que representa el 22% de este colectivo (81.318). De éstos, el 50% tiene más de tres años de antigüedad (unos 9.000), pero el 32% posee más de seis años de servicio a la comunidad, asegura Ustea.

Ante esta situación de inestabilidad y el temor que despierta en este colectivo la aplicación de la Directiva de la UE 1999/70, que no permitirá la continuidad del trabajo interino a partir de julio de 2002, el Sindicato Andaluz de Docentes Interinos (SADI) solicita que mientras se aprueba el nuevo sistema de acceso a la función pública se conceda la moratoria de la convocatoria de oposiciones; que se cree un plan de estabilidad a nivel autonómico 'sin fecha de caducidad' y otro que promueva la generación de empleo docente. A este respecto, el director de Recursos Humanos de la Consejería de Educación, Carlos Gómez Oliver, que dice desconocer la existencia de esta directiva europea, recuerda que la Junta ya ha pedido que se derogue o reforme el Real Decreto 850/93.

La creación de un plan de estabilidad laboral indefinido es la principal inquietud de los interinos, que temen por su futuro profesional una vez concluya en 2003 el Acuerdo por la Estabilidad que suscribieron con la Consejería de Educación en febrero de 2000.

Sobre este pacto, los sindicatos se quejan de la opacidad que rodea al proceso informatizado de asignación de vacantes, que se realiza en años alternos. El director de Recursos Humanos de Educación, Carlos Gómez Oliver, no comparte estas críticas: 'Es un sistema garantista por el cual primero comunicamos el tiempo de servicio provisional y apenas unos días después del proceso de asignación, el tiempo de servicio definitivo'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de marzo de 2001