Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ibarretxe firma el decreto que disuelve la Cámara vasca y convoca elecciones

El lehendakari Juan José Ibarretxe firmó a primera hora de ayer el decreto de disolución del Parlamento vasco y de convocatoria de elecciones para el próximo 13 de mayo. Con este decreto, que entrará en vigor hoy al ser publicado en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV), Ibarretxe ha dado por concluida la legislatura más corta de la democracia en Euskadi, surgida de las elecciones del pasado 25 de octubre de 1998.

El decreto, que consta sólo de tres artículos, establece además de la disolución del Parlamento la convocatoria a las urnas para elegir 75 parlamentarios -25 por cada uno de los territorios históricos- y que la campaña electoral comenzará oficialmente a las cero horas del 27 de abril y concluirá a medianoche del 11 de mayo, dando paso entonces a una jornada de reflexión durante el día 12.

El decreto establece además distintos plazos. Los partidos que vayan a concurrir conjuntamente a las elecciones deberán comunicarlo a las juntas electorales provinciales antes de fin de este mes y las listas de candidatos deben ser facilitadas a estas juntas entre los días 4 y 9 de abril. Inmediatamente antes de Semana Santa se publicarán en el BOPV las listas de las candidaturas y la junta electoral de cada territorio histórico proclamará los candidatos el 16 de abril.

Tras los comicios del día 13 y el recuento de votos, la proclamación de los electos se producirá, como muy tarde, el 2 de junio.Una vez concluido el proceso electoral, el nuevo Parlamento vasco se constituirá cuando convoque el presidente de la diputación permanente de la Cámara, en un plazo de 15 días después de que un tercio de los parlamentarios electos (25) presenten sus credenciales.

En esa sesión se elegirá la nueva Mesa del Parlamento autónomo. Posteriormente se celebrará otra sesión plenaria que estudiará las posibles incompatibilidades profesionales de los nuevos parlamentarios y al término de esta sesión el nuevo presidente, oída la Mesa y la Junta de Portavoces, convocará el pleno de designación del nuevo lehendakari.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de marzo de 2001