Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Los más potentes

Los habitantes de la Comunidad Valenciana son los que más hacen el amor de España, según una encuesta sobre los hábitos sexuales de los españoles, realizada por la empresa de preservativos Durex. Con una media de 125 encuentros anuales, los valencianos superarían en 21 a catalanes y baleares, en 42 a los madrileños y en 35 a la media nacional. Lo curioso de la encuesta, y por eso los titulares de los periódicos se han enfocado por ahí, es el énfasis en la distinción por comunidades autónomas. Apenas se han segmentado otros grupos como el sexo, la edad o los métodos anticonceptivos. Podrían haberse introducido otras variables como la práctica del deporte, el consumo de tabaco y alcohol, los hábitos alimenticios, la profesión... o la orientación sexual, pero no. Y sin embargo, de haber sido así, hubiera podido dar bonitos titulares: 'Los consumidores de carne de ternera son los que más lo hacen', o 'Los jugadores de pádel, los más activos'.

Los sociólogos conocen bien los efectos del resultado de las encuestas, las verdaderas y falsas, sobre la opinión pública. Tal es así, que su difusión se limita en los períodos electorales para evitar contagios publicitarios. También saben que una encuesta favorece al cliente, a quien la encarga. Por eso, si en medio de la crisis de las vacas locas, esta encuesta hubiera destacado la actividad sexual de los amantes del solomillo, se hubiera extendido la sospecha y se hablaría de connivencia entre fabricantes de condones y ganaderos. Pues bien, los resultados que se han ofrecido son tan apabullantes, la victoria de los valencianos es tan de goleada, que ya hay maledicentes que aseguran que esta encuesta es pura propaganda del partido que gobierna la Generalitat Valenciana. Y es que aún quedan muchos escépticos que tuercen el gesto cada vez que Eduardo Zaplana dice aquello del poder valenciano: '¿Poder valenciano? Eso es como aquel decimonónico periódico, El Pensamiento Navarro, oiga usted, o es pensamiento o es navarro'. Pues en lo mismo estábamos. Sí, sí, dicen con sarcasmo críticos y disidentes, poder valenciano, porque como todo el mundo sabe el presidente del Gobierno es como si fuera de Massarrojos; el del BSCH, de Benicull; el del Poder Judicial, de Sumacàrcer; la presidenta del Congreso, de La Vila Joiosa; la del Senado, de Bonrepós; el presidente de Endesa, de Beniopa; el de la Conferencia Episcopal, deTorrevieja; y el ministro del Interior, de Pego.

De un plumazo, de un golpe de encuesta, se ha acabado con el escepticismo, estas sí que son nuevas glorias que ofrendar a la España Popular. Lo del Levante feliz, ya no es sólo cuestión de clima. Tiene razón Zaplana, el Partido Popular, por fin, ha logrado situar en el mapa a la Comunidad Valenciana... eso sí, con la ayuda de Durex. Este es el auténtico poder valenciano, más de diez veces al mes, más de dos veces a la semana... y eso que la encuesta se ha hecho sobre la base de ciudadanos activos y no activos entre 16 y 55 años. Así las cosas, entraría dentro de la lógica industrial que Durex decidiera acercar su producción a su mejor mercado, el valenciano. Y también entraría dentro de la lógica de fomento del empleo que el Gobierno valenciano subvencionara a la empresa por la creación de puestos de trabajo. Dicho sea como advertencia para todos aquellos que muertos de envidia nos critican desde fuera y dicen que esta encuesta sólo confirma la fama de fanfarrones que tenemos los valencianos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de marzo de 2001