Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El desplome de Yahoo! en Bolsa agudiza la crisis de las empresas en Internet

La expectativa de menos ingresos publicitarios hizo perder a la compañía el 17% en una hora

Las empresas de Internet tenían los pies de barro. El frenazo de la economía estadounidense ha barrido casi todo el sector. Yahoo!, una empresa que se extiende por casi todo el planeta y cuyo liderazgo se considera indiscutible, ilustra a la perfección la paradoja de las puntocom. En enero del año pasado, Yahoo! valía, según su capitalización bursátil, más de 20 billones de pesetas; ahora no vale más que 1,7 billones. Pero incluso a ese nivel parece sobrevalorada. El valor cotizaba en torno a los 17 dólares, cuando comenzó el año en 30 dólares y vivió sus máximos históricos en enero de 2000, cuando los inversores estaban dispuestos a pagar 237 dólares por una acción de Yahoo!.

Sus ingresos en el actual trimestre no superarán los 170 millones de dólares, unos 31.000 millones de pesetas, y para todo el año aspira a facturar, con suerte, unos 1.000 millones de dólares.

Rohm and Haas, una empresa mediana de la vieja economía, dedicada a la fabricación de pesticidas y fertilizantes, tiene unas ventas anuales de 6.800 millones de dólares, casi siete veces más que Yahoo!. Y ayer, Dow Chemical la compró entera por unos 177.000 millones de pesetas (1.000 millones de dólares).

Las dificultades de Yahoo! eran conocidas desde hacía meses y se habían plasmado en su agudo declive bursátil. Pero el miércoles reventaron poco después de abrirse las bolsas en Nueva York. Los responsables del mercado Nasdaq suspendieron la cotización de Yahoo! diez minutos después de que empezara la sesión, porque los rumores (sobre posibles absorciones, dimisiones y dificultades de funcionamiento) eran tan intensos que las acciones caían en picado. Los directivos de Yahoo! esperaron a que concluyera la jornada en Nueva York para admitir de forma implícita, desde su cuartel general en Santa Clara (California), que la empresa necesita medidas de emergencia.

Menos publicidad

Su máximo ejecutivo, Timothy Koogle, anunció que dejaba el cargo y que su sucesor ya estaba siendo buscado fuera de la empresa. Jeffrey Mallet, segundo de abordo y jefe de operaciones, quedaba descartado. Los hombres que protagonizaron el fulgurante ascenso de Yahoo! entre 1996 y 2000 reconocían su incapacidad para gestionar la sociedad una vez desaparecida la euforia de los mercados de acciones que la llevó en volandas.

Los ingresos publicitarios suponen un 80% de la facturación de Yahoo! Y la inmensa mayoría de sus anunciantes solían ser otras empresas de Internet, hoy extintas o en muy mal estado. Koogle intentó salvar la caída de ingresos ofreciendo huecos publicitarios en el ciberespacio, a muy buen precio, a las grandes empresas de la vieja economía. Pero la campaña, lanzada a finales de 2000, ha sido un fracaso. Las corporaciones tradicionales no se muestran interesadas, de momento, por anunciarse en Internet; mucho menos en una coyuntura casi recesiva, en la que todas han reducido su inversión publicitaria y la concentran en los soportes más rentables.

'Está muy claro que nos enfrentamos a un entorno difícil', dijo ayer Susan Decker, máxima responsable financiera de Yahoo!. 'La mayoría de las empresas, -explicó-, han congelado sus gastos en publicidad y marketing, y nosotros vivimos precisamente de eso'.

Espejo para Terra

Las firmas europeas de Internet registraron fuertes descensos en sus cotizaciones ante la negativa apertura de Yahoo!, que inició su sesión en el Nasdaq cediendo el 23% de su valor. Dentro de las europeas, Terra fue una de las más afectadas, ya que se dejó el 10,07% de su valor para cerrar a 12,68 euros. Y es que algunos expertos encuentran paralelismos en la situación de Terra Lycos y Yahoo!, de acuerdo a la procedencia de sus ingresos. Un informe -difundido ayer mismo- del analista de Merrill Lynch Peter Bradshaw apunta a que cerca del 55% de las ventas de Terra Lycos del año pasado provinieron del mercado estadounidense y que la mayoría de estos ingresos fueron en concepto de publicidad, negocio que es también la mayor fuente de ingresos de Yahoo!.

Así, la preocupación por una caída de la publicidad ha llegado a estas sociedades que, por el momento, no han encontrado otras vías de ingresos sustanciosos para sus actividades. La francesa Wanadoo cedía el 6,94% en el mercado parisino, en tanto que la alemana T-Online se anotaba al cierre del mercado de Fráncfort un recorte del 6,18%. La que mejor salvó el tipo fue la italiana Tiscali con un descenso del 2,98% que situó su cierre en los 16,41 euros por acción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de marzo de 2001