Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva Feria de Muestras costará 80.000 millones y comenzará a funcionar en tres años

Los promotores del recinto esperan que el Ayuntamiento bilbaíno se integre en el proyecto

Bilbao Exhibition Centre es el nombre de la sociedad gestora de la nueva Feria de Muestras, en la que no participa el Ayuntamiento de Bilbao. La sociedad se constituyó ayer con un capital inicial de 45 millones de pesetas. La Diputación vizcaína y el Gobierno vasco cuentan con una participación social de un 33% cada institución, mientras la Cámara de Comercio, la Feria de Muestras y el Ayuntamiento de Barakaldo cuentan con otro 11% cada uno.

Josu Bergara, diputado general y presidente de Bilbao Exhibition Centre, aseguró que la sociedad está abierta a la incorporación de nuevos socios y, especialmente, al Ayuntamiento de Bilbao, donde la oposición en bloque (PSE-EE, PP, Izuiqrda Unida y EH) rechaza el traslado de la feria desde su actual ubicación a la vega de Ansio. 'Creemos que el Ayuntamiento de Bilbao debe estar en el proyecto', dijo Bergara, quien destacó que la feria será 'pieza fundamental de la reactivación económica y social de la Margen Izquierda y de Vizcaya'.

En igual sentido, el alcalde de Barakaldo, el socialista Carlos Pera, destacó el impulso que el recinto dará a la comarca y, por extensión, a toda la provincia. Pera llegó a asegurar que su partido 'sólo tiene una opinión, que es favorable al traslado de la feria' y sostuvo que el repetido rechazo al traslado de los ediles socialistas bilbaínos 'obedece a un localismo' que respeta, pero no comparte. Fuentes socialistas bilbaínas renunciaron a entrar en la polémica y aseguraron que mantienen su rechazo al traslado en los mismos términos.

Críticas

El Partido Popular e Izquierda Unida ratificaron ayer su oposición al traslado del ferial y criticaron la creación de la nueva sociedad gestora. El portavoz municipal popular, Antonio Basagoiti, acusó al PNV de 'gripar uno de los motores más importantes que tiene Bilbao' y reprochó al alcalde, el peneuvista Iñaki Azkuna, su 'incapacidad' para defender los intereses de la ciudad.

Izquierda Unida calificó de 'agravio institucional' el cambio de ubicación del ferial y destacó que el traslado 'va a suponer un importante despilfarro de dinero público'.

Pese al frontal rechazo al proyecto que suma la mayoría de la corporación, el Ayuntamiento de Bilbao participa indirectamente en la sociedad promotora del nuevo recinto. El consistorio cuenta con un porcentaje del 1,5% en Bilbao Exhibition Centre, a través de su participación en el capital de la Feria de Muestras.

Además de la nueva sociedad, ayer se presentó en detalle el proyecto básico del nuevo recinto ferial, que se prevé comenzará a funcionar en el año 2004. La nueva feria incorporará los últimos avances técnicos y tecnológicos y de hecho, gran parte de los 80.000 millones de pesetas que costará se invertirán en una enorme galería subterránea de conducciones y sistemas que ofrecerá a los expositores fibra óptica y tomas de agua y electricidad, entre otros servicios, siguiendo la estela de ferias como la de Frankfurt o Madrid.

En total, el recinto contará con seis pabellones, frente a los cuatro inicialmente previstos, que sumarán una superficie expositiva próxima a los 110.000 metros cuadrados, pero llegado el caso, se podrían utilizar un total de 142.000 metros cuadrados si se aprovechan otros espacios, como la sala de ocio y de congresos proyectada.

Los camiones tendrán acceso directo a todos los pabellones y un pasillo central de 19.000 metros cuadrados garantizará que los visitantantes se muevan con comodidad. Además de los seis pabellones (cuatro de unos 15.000 metros cuadrados cada uno, otro de 21.000 metros cuadrados en la planta baja y 6.000 en la superior, y otro más de 21.000 metros), el palacio de congresos y la torre de oficinas, el complejo contará con un aparcamiento de cuatro plantas con capacidad para unos 4.000 coches, un hotel, una galería de comercios y restaurantes y una estación intermodal que facilitará el acceso en autobús y metro. 'Nos hemos planteado una nueva feria acorde a los nuevos tiempos, las nuevas tecnologías y los nuevos servicios', destacó Josu Bergara.

Todos los días

El complejo se ubicará en los terrenos donde antes se asentaba Altos Hornos de Vizcaya que pasaron a pertenecer a las instituciones vascas por la deuda tributaria contraida por la antigua empresa con la Hacienda de este territorio.

El alcalde de Barakaldo señaló que el nuevo recinto 'tendrá actividad no sólo los días de feria, sino los 365 días del año por el palacio de ocio y congresos'.

Iñaki Irusta, presidente de la Feria de Muestras de Bilbao, definió el proyecto como 'una cuestión de pura supervivencia de nuestra institución. No podemos dejar de darles a los clientes los servicios que nos demandan'.

En este sentido, Irusta aseguró que el año pasado la feria dejó de ingresar 154 millones de pesetas, sólo enj concepto de alquiler de sus instalaciones, al no poder atender las solicitudes de unos 200 expositores por falta de espacio en el certamen Ferroforma y en la Bienal de Máquina-Herramienta. Para satisfacer las demandas de las empresas, la Feria de Muestras hubiera necesitado 4.000 metros cuadrados más para la bienal y 6.000 metros cuadrados para Ferroforma.

Irusta añadió que los problemas de falta de espacio se agravarán cuando se construyan los nuevos accesos a Bilbao para liberar la entrada de Sabino Arana, que obligarán a demoler un pabellón ferial.

José Miguel Corres, consejero delegado de Bilbao Exhibition Centre, aseguró que la próxima semana recibirán el estudio de impacto ambiental que han encargado. Mientras tanto, Idom y Sener se encargan de la ingeniería del proyecto. 'Para cuando tengamos la maqueta de la feria, habremos gastado unos 300 millones de pesetas', señaló Corres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de marzo de 2001