Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio cuestiona la idea de que la prensa influye a la hora de ir a votar

La prensa y los eLectores. El mito de la influencia echa por tierra las acusaciones que tan a menudo vierten los políticos, 'sobre todo los nacionalistas', contra la prensa, 'a la que acusan de ser vehículos de manipulación y de tener objetivos políticos', explica la coordinadora del estudio, la catedrática de Periodismo y columnista de El Correo, Ofa Bezunartea.

A su juicio, este trabajo destierra lo que ella misma denomina el 'complejo del mensajero'. Bezunartea subraya que 'la parcela de independencia de la que gozan los periodistas es muy alta', aunque precisa que no es 'tan ingenua' como para negar que haya intereses, pero recalca que en la mayoría de los casos son, sobre todo, de índole comercial.

El estudio fue realizado entre diciembre de 1997 y el invierno pasado, aunque el servicio editorial de la UPV lo ha publicado ahora. Las encuestas a los lectores se hicieron en junio de 1998. Es por eso que entre las cabeceras analizadas se halla Egin, cerrado un mes después por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón dentro de una operación contra el entramadoETA-KAS.

Bezunartea asegura: 'El lector vasco es muy maduro, tiene una gran capacidad de decisión y su voto no depende del periódico que lee'. Es más, el trabajo demuestra que el interés por la política entre los lectores de prensa en Euskadi, pese a lo que frecuentemente se dice, es más bien escaso. Sólo el 8% de los sondeados afirma dedicar tiempo a las secciones de política y opinión en la prensa. Las leídas con mayor detenimiento son claramente las secciones de local y de deportes.

Bezunartea suscribe la conclusión expresada por uno de los encuestados, un jubilado de Álava lector de El Correo: 'Yo no creo que se lea para que te convenzan. Más que nada se lee para informarse, para saber lo que pasa. Aquí nadie convence a nadie'. Los más interesados por la política son los vizcaínos que siguen El Mundo y los guipuzcoanos lectores de Egin. A los alaveses, la política no les interesa.

Ese escaso interés explicaría, a juicio de los autores de esta investigación, que 'las ventas sean inversamente proporcionales a su grado de ideologización', explica Bezunartea. Y que, por tanto, los periódicos más leídos en Euskadi sean los que tienen, en opinión de sus propios lectores, un perfil ideológico más difuso, El Correo y El Diario Vasco. El primero es, de hecho, el más leído entre los votantes de casi todas las fuerzas políticas en Vizcaya y Álava, un puesto que El Diario Vasco ocupa en Guipúzcoa. Los votantes de HB son la excepción y prefieren Egin.

Los diarios más ideologizados, Deia y Egin, nacidos ambos en 1977 y ligados al PNV y a Herri Batasuna, respectivamente, son los únicos que tienen lo que los autores del estudio definen como 'lectores militantes'. Son también los que tienen más lectores exclusivos, es decir, que no prestan atención a ningún otro periódico. Bezaunartea subraya que este trabajo también acaba con el mito de que el electorado de HB vive en una burbuja informativa. Lee 1,8 diarios al día, el índice más alto entre todas las opciones ideológicas.

Los lectores de El Correo, El Diario Vasco, El Mundo, EL PAÍS y Abc anteponen a la hora de elegirlos el rigor informativo a la afinidad ideológica. La encuesta revela también que el grueso de la ciudadanía considera el periódico un producto de consumo, que nada tiene que ver con aspectos ideológicos. En ese sentido, la coordinadora de estudio apunta que 'la gente no compra el periódico como alimento político'.

Curiosidades y una sorpresa

El estudio incluye varios ejemplos curiosos sobre las opiniones de los lectores sobre su diario. Los de El Mundo no se ponen de acuerdo sobre si éste 'es de izquierdas o de derechas', los de El Correo no creen que difunda una ideología concreta y se abstienen de opinar sobre El Diario Vasco. Los dos últimos pertenecen al Grupo Correo y comparten buena parte de los contenidos menos la información local. Pero los lectores del diario guipuzcoano consideran éste es 'nacionalista' y que, en cambio, su periódico hermano de Vizcaya es 'españolista'.

El hecho que más ha sorprendido a la coordinadora de La prensa y los eLectores es que el índice de abstención entre los seguidores habituales de prensa es muy similar al del electorado en general.

El estudio, realizado también por Ana Urrutia, María Teresa Santos, Ignacio Iriarte y Mercedes del Hoyo, está basado en 1.137 entrevistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 2001

Más información

  • Sólo el 8% de los lectores dedica tiempo a las secciones de política y opinión de los diarios